22 de junio de 2024
22 de junio de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Los fiscales Enrique Senestrari y Abel Córdoba calificaron de "arbitraria" la sentencia del TOF N°2
Recurrieron las absoluciones de los policías cordobeses vinculados con el narcotráfico
Los representantes del MPF cuestionaron que el Tribunal haya colocado al único civil imputado –Juan Francisco Viarnes, quien se mantuvo prófugo durante el debate- como pieza central de la causa, “distorsionando el objeto de juzgamiento, conformado estrictamente por la responsabilidad de funcionarios policiales”.

“Nos encontramos ante una sentencia arbitraria, defecto que se acentúa con la franca omisión de referencias a elementos de prueba decisivos que fueron expresamente valorados por la Fiscalía al momento de alegar”. El titular de la Fiscalía Federal N°1 de Córdoba, Enrique Senestrari, y el fiscal general a cargo la Unidad Fiscal de Litigio Estratégico (UFLOE) de la Procuración General de la Nación, Abel Córdoba, presentaron un recurso de Casación contra la sentencia del Tribunal Oral Federal N°2 de la provincia mediterránea que había condenado a penas de entre 18 meses y 6 años a agentes de la policía provincial acusados de connivencia con organizaciones narcocriminales. El fallo del TOF además absolvió del delito de asociación ilícita y de privación ilegítima de la libertad agravada, según el caso, a los comisarios Rafael Sosa, Gustavo González, Alfredo Seine y a los oficiales Fabián Peralta Dattoli y Franco Sebastián Argüello.

Los fiscales requirieron que el máximo tribunal penal revoque esas absoluciones decididas por los jueces Hugo Vaca Narvaja, Mario Garzón y Daniel Herrera Piedrabuena e imponga los montos reclamados por el Ministerio Público durante los alegatos. Senestrari y Córdoba consideraron que “la errónea valoración” de las características del delito de asociación ilícita “no resulta de la ignorancia del derecho, sino que es consecuencia de la arbitrariedad en la que incurrieron” los magistrados a cargo del debate.

En su escrito, los representantes del MPF repasaron la acusación fiscal y las características de la organización criminal integrada por siete uniformados y el civil Juan Francisco Viarnes –quien no participó del debate porque permaneció prófugo desde 2014 hasta el 12 de mayo pasado, cuando fue detenido en la República del Paraguay gracias a la búsqueda de la fiscalía- y destacaron que “la totalidad de los hechos evidencian y fueron cometidos con un fuerte componente institucional”. Además, indicaron que los funcionarios “se valieron de la estructura policial de la lucha contra el narcotráfico en la que se desempeñaron e incluso ocupaban altos cargos”.

Los fiscales consideraron que “la errónea valoración” “no resulta de la ignorancia del derecho, sino que es consecuencia de la arbitrariedad en la que incurrieron” los jueces.

Senestrari y Córdoba destacaron que durante el juicio oral iniciado el 8 de marzo se probó “que un grupo de oficiales que se desempeñaban en la Dirección de Lucha contra el Narcotráfico de la Policía de la Provincia de Córdoba se valió de la estructura, facultades, prerrogativas, competencias y recursos de esa función para organizar una asociación ilícita estable, permanente, con mecanismos delimitados de toma de decisiones, claramente especializada hacia la comisión de delitos consumados en relación a la narcocriminalidad, lo que consumaron con miembros plurales decididos a sostener dicha actividad de quebrantamiento constante de la legalidad en materialización del acuerdo previo y planificado”. También, destacaron que la organización tuvo una estructura altamente jerarquizada, con una composición vertical, con niveles de poder y gestión centralizada.

Menciones

En el análisis de los fundamentos de la sentencia, los fiscales identificaron que “los jueces omitieron toda referencia a las precisas consideraciones efectuadas por la Fiscalía en ocasión de la discusión final”. A la vez, puntualizaron que los magistrados del TOF “colocaron a Viarnes [el único civil imputado] como pieza central de la causa, distorsionando el objeto de juzgamiento, conformado estrictamente por la responsabilidad de funcionarios policiales en los numerosos hechos cometidos en ejercicio de la función pública”.

Senestrari y Córdoba calcularon las menciones a cada uno de los acusados para demostrar la centralidad que los jueces le dieron a Viarnes -prófugo durante las audiencia, por lo tanto sin posibilidad de ser juzgado- respecto de los efectivos de la fuerza de seguridad provincial. Así las cosas, Juan Francisco Viarnes fue nombrado 849 veces en la sentencia del TOF, incluso hallaron páginas de la resolución en las que el nombre se repita 16 veces. "Que los jueces se hayan centrado en el único imputado ausente no tiene explicación", analizaron los representantes del MPF a Fiscales.gob.ar. En contraposición, los condenados recibieron menos de la mitad de menciones: Sosa recibió 321; Peralta 172; González 158; Seine 148, y Peralta 138. En tanto, los absueltos Osorio e Ingas fueron nombrados en 83 y 46 ocasiones, respectivamente.