03 de febrero de 2023
03 de febrero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Delitos contra la seguridad social
Requirieron la elevación a juicio de una causa por defraudación a la ANSeS
Están imputados un abogado, su secretaria y un agente del organismo. Se los acusa de haber recibido los haberes jubilatorios correspondientes a otras personas, así como otros que aún no correspondía cobrar, mediante el falseamiento de datos. Varios eran percibidos en nombre de residentes de Israel.

El fiscal Federal de Mar del Plata Carlos Adrián Martínez solicitó la elevación a juicio oral y público de la causa que se sigue contra el abogado Eduardo Berchot, su secretaria en un estudio jurídico, María Irene Rodríguez, y Jonathan Gabriel Ramos, que al momento de los hechos se desempeñaba como agente de la ANSeS. Los tres están procesados por haber percibido indebidamente los haberes jubilatorios de otras personas, así como también por haber efectuado “maniobras reiteradas, organizadas y engañosas” en más de 280 oportunidades, “tendientes a procurar el desprendimiento de fondos indebidos por parte del Estado Nacional (ANSeS) a través de la obtención para terceros de beneficios jubilatorios que no correspondía otorgar".

Para concretar el fraude, los tres solicitaban vía internet jubilaciones para autónomos puros (JAAP), “sin que los beneficiarios destinatarios del haber reunieran los requisitos establecidos por la normativa vigente”, indicó el fiscal Martínez. Además, se comprobó que ingresaban datos falsos para generar expedientes “sin que se acompañe la documentación necesaria, a fin de inducir a la ANSeS en la concesión de tales haberes”.

La causa se inició en la Unidad Fiscal de Investigaciones de la Seguridad Social (UFISES) de la Procuración General, en virtud de una presentación efectuada por la Gerencia de Control de la ANSeS. Allí daba cuenta de la posible existencia de una situación "anormal y administrativamente incorrecta" vinculada con la solicitud de jubilaciones automáticas para autónomos puros (JAAP), cuyo trámite se realizaba online.

En su escrito, el representante del Ministerio Público Fiscal señaló que cada legajo único fue generado a través de trámites iniciados en el portal web institucional de la ANSeS. Más de 280 “se correspondían a ciudadanos argentinos residentes en el Estado de Israel -con el cual no obraba convenio previsional- que no acreditaron su desempeño como trabajador autónomo en ese periodo, resultando abarcados por los supuestos ‘excluidos’ que contempla la normativa correspondiente”.

Además, Martínez remarcó que “Berchot y Rodríguez (quien en 80 de los beneficios generados se constituía como apoderada para percibir el cobro, careciendo de los poderes que así la habilitan) contaron con la indispensable colaboración de Ramos, empleado de ANSES, quien generaba las cargas irregulares en el sistema informático de la repartición denominado ‘Administración de Personas’, en días inhábiles o efectuadas en horarios no habituales, sin contar con las solicitudes documentales y respaldatorias de los beneficios tramitados por Berchot, sumado a la certificación de identidad de documentación respecto a los beneficios mencionados quienes no se habrían constituido en la sede administrativa, ya que residían en Israel”.