14 de abril de 2024
14 de abril de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
En el debate oral, interviene el fiscal Francisco Snopek
Salta: comenzó el juicio contra una mujer acusada de trata de personas
La imputada habría captado a través del engaño, trasladado y explotado sexualmente al menos a una niña en la localidad de General Güemes. El debate, que comenzó el martes, continuará el 8 de septiembre.

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Salta juzga desde el martes a una mujer acusada de trata de personas con fines de explotación sexual en perjuicio de una niña en situación de vulnerabilidad, quien viajó engañada por la imputada desde la provincia de Corrientes hacia General Güemes tras una falsa promesa de pagarle los estudios. Una vez en la localidad salteña, la víctima fue sometida a malos tratos tanto físicos como psicológicos y obligada a prostituirse.

En la primera audiencia del juicio oral, declararon vecinos de la captora, quien por el momento se negó a declarar. Los jueces dispusieron que el debate continúe el 8 de septiembre.

Secuestro y cautiverio

La investigación a cargo del fiscal federal Eduardo José Villalba comenzó el 31 de mayo de 2011, cuando la hermana de otra víctima denunció en la Comisaría N°21 de la localidad de Pichanal -ubicada al noreste de la provincia de Salta- que un mes antes un hombre y una mujer habían secuestrado a la preadolescente de 13 años frente al Hogar Rosa Niños de la capital provincial, donde estaba alojada por orden del juez de familia de la ciudad de Orán. La mujer explicó que, según la joven, los captores descendieron de un auto amarillo, le taparon la boca, la trasladaron hacia General Güemes y la retuvieron en una vivienda ubicada en el barrio El Naranjito.

Según la denuncia, los secuestradores la obligaron a mantener relaciones sexuales con diferentes personas a cambio de dinero hasta que logró fugarse el 29 de mayo de 2011, aprovechando que quedó sola.

La segunda víctima

El caso de trata con fines de explotación sexual que juzga el Tribunal Oral de Salta fue incorporado a la causa por el fiscal Villalba durante la pesquisa. El 11 de noviembre de 2013, una mujer se presentó ante la División Prevención y Lucha contra la Trata de Personas y Asistencia a sus Víctimas de la Policía provincial y afirmó que la sobrina se había fugado de su casa. Al verificar los datos aportados por la denunciante, se determinó que había consignado un DNI y un apellido falso y que se trataba de la captora de la adolescente secuestrada frente al Hogar Rosa Niños.

La Policía informó un día después de la denuncia -el 12 de noviembre- que la niña pidió refugio en la vivienda de una vecina de la acusada.

Ese mismo día, se ordenó el allanamiento de una vivienda ubicada en el barrio Los Olivos de General Güemes, con el objetivo de secuestrar las pertenencias de la víctima que había escapado en esa jornada y detener a la imputada. Durante el procedimiento, se hallaron pasajes de ómnibus, fotografías, teléfonos celulares y fotocopias de partidas de nacimiento.

El juicio

En plena etapa de investigación, el juez federal Julio Bavio resolvió procesar a la captora como responsable del delito de “captación de una pena menor de 18 años de edad con fines de explotación” de la niña oriunda de Corrientes y dictarle la falta de mérito por la otra víctima. Además, el titular del Juzgado Federal N°1 consideró que no quedó probado que el hombre acusado haya tenido participación en este hecho.

En el requerimiento de elevación a juicio fechado en enero de este año, el representante del Ministerio Público solicitó que solamente llegue a la instancia de debate oral el segundo caso, descubierto en 2013, por el que el procesamiento se encuentra firme -y ratificado por la Cámara Federal de Apelaciones de Salta-. Además, pidió al magistrado que “a fin de no dilatar el trámite, (…) se extraigan copias de las partes pertinentes y se forme causa por separado para continuar investigando” los hechos denunciados por la hermana de la adolescente secuestrada frente al Hogar donde había sido alojada por orden judicial.

En su dictamen, Villalba tomó en cuenta el informe elaborado por la psicóloga Verónica Olguín Rufino, quien luego de que la joven trasladada desde Corrientes declarara en Cámara Gesell consideró que “es evidente el abuso de la situación de debilidad de la víctima” y que “se dan tres factores determinantes: la situación de vulnerabilidad de la menor, el conocimiento de la debilidad por parte de la persona imputada y el hecho de que el acto haya causado un perjuicio grave a la niña”.