06 de febrero de 2023
06 de febrero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
En línea con el pedido de penas formulado por la Fiscalía General
Salta: condenaron a cuatro integrantes de una banda dedicada al tráfico de estupefacientes
El Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Salta aplicó penas de entre seis y ocho años de prisión. Los imputados formaban parte de una organización que ingresaba pasta base al país desde Bolivia para su posterior estiramiento y comercialización.

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Salta condenó a cuatro personas que integraban una banda dedicada al narcotráfico. Los jueces respetaron los pedidos de penas requeridos por los fiscales Carlos Amad y Francisco Snopek, de la Unidad Fiscal de Acusación de Salta, y sentenciaron a ocho años de prisión y multa de veinticinco mil pesos a Santiago Raúl Solís por ser considerado autor del delito de organizador y financista de transporte de estupefacientes. Los otros tres acusados, Leopoldo Sotar, Sergio Maizares Mamaní y Arturo Solís, recibieron una pena de seis años de reclusión al ser considerados coautores del delito de transporte de estupefacientes agravado por el número de personas intervinientes. 

El hecho ocurrió el 6 de febrero de 2016, en un operativo de prevención sobre la ruta Nacional N°9, a la altura de la localidad de Tres Cruces, en el departamento de Humahuaca, Jujuy. Allí se encontraba personal de la Sección “Tres Cruces” dependiente del Escuadrón 21 “La Quiaca” de Gendarmería Nacional, tras recibir un llamado por parte de la Unidad Especial de Procedimientos Judiciales “Salta” para que controlasen un automóvil Chevrolet Meriva en el que se movilizaba Sotar.

Tras efectuar una requisa al vehículo, se notó en el asiento trasero, debajo de una lámina similar a una membrana de aluminio, la presencia de veintitrés paquetes que contenían 24.580 gramos de sulfato de cocaína (pasta base). Además, a partir de las tareas de inteligencia y las intervenciones telefónicas dispuestas por el juez instructor se lograron identificar comunicaciones con el empleo de códigos para disimular las maniobras llevadas a cabo.

De este modo, fue posible  determinar que el encargado de organizar el transporte de los estupefacientes fue Raúl Santiago Solís, mientras que Mamaní tenía a su cargo la adquisición del tóxico en Bolivia y de efectuar su proceso de “estiramiento”, mientras que Arturo Solís participó en la compra del vehículo utilizado en la maniobra, como también de administrar el dinero del grupo.

El juicio oral se llevó a cabo desde el 6 de octubre al 12 de diciembre. Al momento de los alegatos, se detallaron minuciosa y exhaustivamente los elementos probatorios incorporados en el debate, de los que surgieron claramente que la maniobra desplegada por los imputados tenía como finalidad el transporte del estupefaciente por nuestro país, procedente de Bolivia, y que tenían pleno conocimiento del hecho ilícito que estaban llevando a cabo; estableciéndose con claridad la responsabilidad que le cabía a cada causante en la maniobra puesta al descubierto.  Por ello, el Tribunal Oral Federal en lo Criminal de Salta resolvió condenar a los cuatro imputados respetando las penas solicitadas por el Ministerio Público Fiscal.