01 de diciembre de 2021
01 de diciembre de 2021 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Interviene el fiscal general Marcelo García Berro
San Martín: comenzó el juicio a cinco personas acusadas de integrar una banda dedicada a realizar secuestros extorsivos y robos
En la primera audiencia del juicio oral prestaron declaración tres de las cuatro víctimas de los robos y secuestros extorsivos.  La organización criminal interceptaba a sus víctimas en el momento en que se encontraban en sus vehículos, para ser capturados y luego pedir rescate. 

El jueves 24 de noviembre comenzó ante el Tribunal Oral N° 1 de San Martín, integrado por Diego Barroetaveña, Héctor Sagretti y Hugo Cataldi, el juicio a cinco personas acusadas de conformar una asociación ilícita dedicada a la comisión de robos agravados y secuestros extorsivos, hechos que tuvieron lugar entre diciembre de 2015 y enero de 2016.

El juicio se centra sobre tres hechos violentos llevados adelante por la organización. Como denominador común, los enjuiciados interceptaban con armas de fuego y vehículos a personas para mantenerlas en cautiverio y pedir dinero en concepto de rescate, además de sustraer las pertenencias de las víctimas.

En el marco de la primera audiencia del juicio oral prestaron declaración 3 de las 4 víctimas. Asimismo, se incorporó por lectura la declaración de una víctima menor de edad imposibilitada de concurrir por razones psicológicas, y se escuchó además el testimonio de las personas que efectuaron los pagos de los distintos rescates. En representación del Ministerio Público Fiscal interviene el fiscal general Marcelo García Berro.

De los cinco acusados solamente uno se encuentra imputado por su presunta intervención en los tres hechos. En tanto, dos de los integrantes de la organización eran menores de edad al momento de la comisión de los delitos.

El primero de los hechos investigados -cuya instrucción estuvo a cargo de la Fiscalía en lo Criminal y Correccional Federal n°2 de Morón, con la asistencia de la Unidad Fiscal Especializada en Secuestros Extorsivos- tuvo lugar el 15 de diciembre de 2015 en el partido de La Matanza. Los imputados ARG y ML, junto a otras tres personas aún no identificadas, interceptaron con una camioneta Kangoo a una familia que se trasladaba en un Honda Fit, y capturaron a la mujer y a su hijo adolescente.

Mientras las víctimas eran retenidas, los captores realizaron llamadas telefónicas para pedir el rescate. Según el relato los testimonios, dos motociclistas hacían de campana y escoltaban a los secuestradores.  Las llamadas telefónicas entre los acusados y los familiares de las víctimas fueron registradas por la Dirección de Interceptación y Captación de  Comunicaciones de la Procuración General de la Nación.  Finalmente, una vez efectuado el pago, fueron liberados la mujer junto a su hijo en la Avenida General Paz.

Otro de los hechos que se abordará en el debate tuvo lugar el 21 de diciembre de 2015 en Pasaje Catania al 5000, en el barrio porteño de Villa Luro, cuando cuatro integrantes de la organización interceptaron a un jóven en momentos que se encontraba en el interior de su vehículo.  Según detalló en su declaración testimonial, la víctima “ofreció a sus captores que se quedaran con el auto y el dinero que podía entregarles de un cajero automático, pero le respondieron que no querían eso y que estaba secuestrado”.

Tras exigir en negociaciones telefónicas a familiares el pago en concepto de rescate, se acordó la operación entre las calles Argerich y Yerbal.  Tras el pago por parte del padre de la víctima, el joven fue liberado en la intersección de las calles Fonrouge y Primera Junta. También en este hecho se denunciaron el robo de diversas pertenencias a manos de los captores. En su etapa de instrucción, la investigación estuvo a cargo del fiscal Carlos Stornelli.

El tercer hecho investigado ocurrió el 20 de enero del 2016 por la noche, en la calle Almirante Brown 1900 de la localidad de Ramos Mejía, provincia de Buenos Aires. Los enjuiciados ARG, WM, PF y MCB interceptaron a un hombre que se encontraba estacionando un Volkswagen Gol. Posteriormente,  se comunicaron  con el padre de la víctima, a quien exigieron el pago de un rescate, pactado en las cercanías del club Yupanqui. Tras concretarse el mismo, fue finalmente liberado, en las calles Francisco Fernando de la Cruz de esta ciudad.