30 de enero de 2023
30 de enero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Intervino la Fiscalía General N°2, a cargo de Alberto Gentili
San Martín: condenaron a tres hombres por el secuestro extorsivo de la pareja de uno de ellos
El Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°2 de esa jurisdicción les impuso penas de entre 10 y 11 años de prisión. Además, ordenó el decomiso de la camioneta utilizada en el hecho, los teléfonos celulares y un arma incautada en la vivienda de uno de los imputados.

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°2 de San Martín, integrado por la jueza Silvina Mayorga y los jueces Walter Antonio Venditti y Daniel Omar Gutiérrez, condenó el 1° de diciembre pasado a Alan Gabriel Brizuela y a los hermanos Jesuan Gabriel y Eric Alan Cardozo a penas de entre 10 y 11 años de prisión como coautores del secuestro extorsivo agravado y robo a la pareja de Brizuela, perpetrados el 19 de febrero de 2021. Jesuan Cardozo también fue condenado por tenencia ilegítima de arma de fuego de uso civil. El tribunal dispuso el decomiso de la camioneta utilizada en los hechos, los teléfonos celulares y el arma incautada a uno de los imputados. En el debate intervino el titular de la Fiscalía General N°2 ante los TOF de esa jurisdicción, Alberto Adrián María Gentili.

Los hechos

De acuerdo a la investigación desarrollada por la Fiscalía Federal de Tres de Febrero, a cargo de Paulo Starc, el 19 de febrero de 2021, alrededor de las 15.00, sobre la Ruta Nacional N°8, a la altura de la localidad bonaerense de Derqui, los hermanos Cardozo y Brizuela secuestraron a la pareja de éste último en el interior de una camioneta Ford EcoSport para ocultarla en una vivienda ubicada en la intersección de las calles Atahualpa y La Habana, en José C. Paz, con el fin de exigir el pago de un rescate a cambio de su liberación.

Los secuestradores se comunicaron, en reiteradas oportunidades, con el padre de la mujer, a quien le exigieron el pago de un rescate de 100 mil dólares. Finalmente, la víctima fue liberada, alrededor de las 16.30, en la localidad de Tortuguitas, sin que se concretara el pago del rescate exigido. En el marco del secuestro, los imputados le sustrajeron a la mujer su teléfono celular y un blazer negro.

A raíz de estos hechos, la fiscalía también le imputó a Jesuan Cardozo la tenencia -desde fecha desconocida y hasta el 8 de marzo de 2021- la tenencia sin autorización legal de un revolver calibre 22 largo, marca Rubí Extra, que fue incautado en la vivienda de la calle Bogotá al 3400 de José C. Paz.

En relación con Brizuela, el fiscal Gentili consideró como agravante el vínculo previo que tenía con la víctima, que consistió “en una defraudación sentimental y a su intimidad que funcionó como la base objetiva sobre la cual se diseñó el plan criminal”.

El juicio

En el debate, que tuvo lugar el 1° de diciembre pasado, el fiscal general Gentili consideró probado que Jesuan Gabriel y Eric Alan Cardozo junto a Alan Gabriel Brizuela privaron ilegítimamente de la libertad a la víctima y le solicitaron a su padre -a través de diferentes llamados telefónicos- la suma de 100 mil dólares para su liberación.

En virtud de ello, solicitó que se condene a los tres hombres como coautores del delito de secuestro extorsivo agravado por la intervención en su comisión de al menos tres personas y robo calificado por haber sido cometido el poblado y en banda y por el empleo de un arma de fuego cuya actitud para el disparo no pudo acreditarse. Respecto de Jesuan Cardozo solicitó que fuera condenado como autor del delito de tenencia ilegitima de arma de fuego de uso civil.

El representante del Ministerio Público consideró como agravantes la planificación previa del hecho y los recursos empleados por los tres imputados. En relación con Brizuela, consideró como agravante el vínculo previo que tenía con la víctima, que consistió “en una defraudación sentimental y a su intimidad que funcionó como la base objetiva sobre la cual se diseñó el plan criminal”.

Como consecuencia de esa valoración, Gentili requirió que se le impusiera a Jesuan Gabriel Cardozo la pena de 12 años de prisión y una multa de 1.500 pesos; a Alan Gabriel Brizuela, 11 años y 8 meses de prisión; y a Eric Cardozo, 11 años de prisión. Requirió también que afronten las accesorias legales y las costas del proceso. El representante del MPF solicitó además el decomiso de la camioneta, los teléfonos celulares y del revólver que fueron secuestrados en la investigación.

Los secuestradores se comunicaron, en reiteradas oportunidades, con el padre de la mujer, a quien le exigieron el pago de un rescate de 100 mil dólares. La víctima fue liberada en Tortuguitas, sin que se concretara el pago exigido.

Las condenas

Al resolver la cuestión, el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°2 de San Martín consideró probados los hechos imputados y condenó a Jesuan Gabriel Cardozo, a Alan Gabriel Brizuela y a Eric Alan Cardozo como coautores del delito de secuestro extorsivo agravado por la participación en el hecho de tres o más personas, en concurso ideal con el delito de robo doblemente agravado por haberse cometido con armas de fuego cuya aptitud para el disparo no pudo tenerse por acreditada y en lugar poblado y en banda.  Jesuan Cardozo también fue condenado como autor de tenencia ilegítima de arma de fuego de uso civil.

Este último recibió la pena de 11 años de prisión y multa de 1.500 pesos, mientras que su hermano fue condenado a 10 años de prisión. A Brizuela le fue impuesta la pena de 10 años y 6 meses de prisión. Los tres, tal como solicitó la fiscalía, deberán afrontar las accesorias legales y las costas del proceso.

Los jueces también ordenaron el decomiso de la camioneta, los teléfonos celulares y el revólver calibre 22 incautado a Jesuan Cardozo.

En su voto, al que adhirieron sus colegas, el juez Venditti coincidió con el fiscal que era una circunstancia agravante de la conducta endilgada a Brizuela “su relación previa con la víctima, con quien tenía un vínculo de pareja desde al menos un año y medio previo al hecho, como así también su vínculo con el padre de su novia”. Destacó además que “los datos aportados por Brizuela fueron de vital importancia para la planificación y posterior consumación del delito", y que "esa información fue obtenida mediando una violación tanto a la intimidad como a la confianza de la víctima”.