01 de diciembre de 2021
01 de diciembre de 2021 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
El TOF coincidió en que algunos de sus integrantes conformaron una asociación ilícita
San Martín: la Fiscalía obtuvo condenas de hasta 22 años de prisión para una banda que cometió violentos secuestros extorsivos
El tribunal impuso penas a cinco personas por hechos cometidos contra 15 víctimas -dos menores de edad- realizados en 2014 en las localidades de Castelar, Ituzaingó y Morón. El fiscal ad-hoc Guillermo Sebastián Silva intervino en el juicio oral.

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°1 de San Martín dictó ayer condenas de entre 12 y 22 años de prisión para los integrantes de una banda dedicada a cometer al menos 12 secuestros extorsivos durante 2014, entre otros delitos. En el juicio intervino en representación del Ministerio Público Fiscal Guillermo Sebastián Silva, integrante de la dependencia a cargo del fiscal general Marcelo García Berro.

Los jueces Héctor Ornar Sagretti, Marta Milloc y Diego Barroetaveña coincidieron con lo postulado por la Fiscalía General N°1 y consideraron acreditado que los imputados Javier Ezequiel Fernández, Jonathan Héctor Allegue y Brian Alanís conformaron una asociación ilícita para llevar adelante los secuestros -entre seis y nueve, según el caso-, y les impuso penas de 17, 19 y 16 años de prisión, respectivamente. Como Fernández y Alanís  tenían condenas anteriores por hechos violentos, el Tribunal unificó las penas -que así se elevaron a 22 y 18 años-. En tanto que a Cristian González y Emanuel Corrado los condenaron a 13 y 12 años por la privación ilegítima de la libertad de una persona y el secuestro extorsivo de otras tres. También se incluyó el agravante por la utilización de armas de fuego, en algunos casos de guerra.

Además, el tribunal ordenó el decomiso del dinero secuestrado en uno de los allanamientos -170 mil pesos- y de los vehículos VW Vento, Fiat Siena y Peugeot 307, que habrían sido comprados con la plata obtenida a cambio de la liberación de las víctimas.

La modalidad

La Fiscalía de juicio explicó que los captores actuaban de manera rápida y coordinada. Una constante en los hechos investigados fue que las víctimas eran secuestradas en la calle, mientras circulaban -generalmente- en autos de alta gama. El rescate inicial pedido para liberarlas en muchos casos era de sumas millonarias.

Castelar, Ituzaingó y Morón fueron algunas de las localidades donde operó la banda, en una serie de hechos cometidos entre mayo y septiembre de 2014. El total de víctimas ascendió a 15, de las cuales dos eran menores de edad.

Al término del debate la Fiscalía se mostró conforme con el resultado del juicio, y aclaró que resta conocer los fundamentos de los jueces y superar las instancias recursivas. En la etapa de instrucción intervino la Fiscalía Federal N°1 de Morón, que encabeza Sebastián Basso.

Armas, chalecos antibalas y picanas

Por otro lado, la Fiscalía dio cuenta durante sus alegatos de la violencia desplegada por la banda, que usó picanas eléctricas sobre algunas de las víctimas. En uno de los episodios, incluso, le quemaron la pierna con el encendedor del auto a una de ellas.

Asimismo, se demostró el grado de organización y equipamiento con el que contaban los ahora condenados: utilizaron escopetas y armas de grueso calibre, y disponían además de equipos de radiocomunicación y chalecos antibalas.