27 de febrero de 2024
27 de febrero de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
El otro imputado se encuentra prófugo
Santiago del Estero: detuvieron a un empleado de la ANSeS acusado de extorsionar a una mujer con discapacidad
A raíz de una actuación coordinada de la Unidad Fiscal de Santiago del Estero, que reúne a todas las dependencias del MPF de esa provincia, en menos de una semana de investigación, se logró detener a los funcionarios de la Agencia Nacional que buscaban aprovecharse del beneficio que había recibido la víctima. La denuncia había sido presentada en la UFISES.

Gracias al trabajo de la Unidad Fiscal de Santiago del Estero, el martes pasado, un empleado de la agencia de la ANSeS de esa provincia fue detenido mientras que otro se encuentra prófugo. Ambos están acusados de extorsionar a una mujer por haberle solicitado el pago 100 mil pesos de una pensión. La damnificada denunció el hecho e inmediatamente intervinieron los representantes del Ministerio Público Fiscal para, a menos de una semana desde que se conocieron los hechos, cesar la maniobra delictiva.

Todo comenzó cuando, a mediados de la semana pasada, una mujer se comunicó con la línea telefónica gratuita de la ANSeS. En el llamado, la víctima indicó que había iniciado los trámites para recibir una pensión por invalidez, la cual salió con sentencia favorable. De esta manera, el 14 de agosto pasado le depositaron el pago correspondiente, que con los meses de retroactivo, ascendía a 130 mil pesos. Sin embargo, a raíz de esto, comenzó a ser hostigada y extorsionada por dos empleados de la sucursal de Santiago del Estero de la ANSeS, quienes primero le habrían exigido el pago de 100 mil pesos de la pensión. Para esto, le decían que gracias a ellos había resultado beneficiada. Pero ante la negativa de la mujer, los agentes habrían bajado sus pretensiones a 70 mil.

La Agencia Nacional de Seguridad Social comunicó el caso a la Unidad Fiscal para la investigación de delitos relativos a la Seguridad Social del MPF (UFISES), que se informó del caso a la Unidad fiscal de Santiago del Estero. Todo esto sucedió el jueves. Ya el viernes, el fiscal federal Pedro Simón, quien integra la unidad santiagueña junto con la fiscal general Indiana Garzón (quien además es coordinadora de distrito de esa provincia) recibió a la mujer en la dependencia. Allí, la víctima ratificó la denuncia y, sobre esa base, comenzaron a delinearse las investigaciones preliminares para cerciorarse de la actividad criminal de los agentes.

Simón solicitó entonces la inmediata intervención de los departamentos de investigación de Gendarmería Nacional, que lograron acreditar la maniobra que estaban gestando los empleados del organismo. Con este conocimiento, el fiscal federal se presentó ante el juzgado y, entre otras cosas, solicitó que el magistrado ordenara diversas medidas investigativas, como seguimiento a los imputados, detenciones y órdenes de allanamiento.

Mientras tanto, se había acordado que la mujer concretara una reunión con los imputados para proceder a la entrega del dinero que le exigían. El encuentro sucedería el martes por la mañana, en un café cercano a la dependencia de la ANSeS. Llegados el día y el horario, se montó un operativo en el que se marcaron los billetes y se labró un acta, y con ese dinero la mujer acudió al lugar de la cita. Sin embargo, no se hicieron presentes ninguno de los imputados, sino que fue un simple cadete a buscar algún bolso o paquete para los presuntos extorsionadores.

En función de esto, Simón solicitó de inmediato que no se lo detuviera hasta tanto se confirmara la entrega del dinero a uno de los dos hombres investigados. Así, instantes después, cuando gracias al operativo de inteligencia coordinado por el representante del MPF se pudo confirmar que uno de los imputados ya tenía el dinero en su poder, los oficiales de Gendarmería ingresaron a la ANSeS para apresarlo y además requisaron el lugar donde éste desempañaba sus tareas. Gracias a esto último, además se le secuestraron 14 mil pesos que el empleado tenía en un bolso.

Mientras tanto, el otro agente de la ANSeS que participó de la extorsión aún se encuentra prófugo y es buscado intensamente por las fuerzas de seguridad.

El fiscal Simón destacó la rapidez con la que se ejecutó tanto la investigación como los diversos procedimientos para dar con los imputados y detener las maniobras extorsivas que realizaban, en este caso, contra una mujer con discapacidad que recibe una pensión. “Esto se debió a que obramos como una verdadera unidad fiscal que demostró la manera en la que se trabaja en un modelo inspirado en el sistema acusatorio”, dijo el representante del MPF en diálogo con Fiscales. “Nos permitió trabajar tanto en colaboración con la UFISES, así como también poder coordinar todo el operativo con las fuerzas de seguridad que participaron en las tareas de inteligencia, seguimiento y detención”, añadió Simón.

Por su parte, Indiana Garzón también resaltó esta tarea coordinada, rápida y eficaz donde la dependencia de Santiago del Estero obró como una verdadera unidad de acción contra el delito.