03 de febrero de 2023
03 de febrero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
A raíz de una denuncia de la Dirección de Fauna Silvestre
Secuestran aves en extinción y se investiga la comisión de un delito contra el medio ambiente
A partir de una denuncia de la Unidad de Delitos contra el Medio Ambiente se allanó un domicilio en Ituzaingó en el que se encontraron 20 ejemplares de flamencos, un ave que no tiene permitida ni la caza ni la comercialización. La causa investiga un posible delito que tiene penas de 2 meses a 3 años de prisión.

La Unidad solicitó que se inspeccione un domicilio en el partido de Ituzaingó, con personal de la Policía Federal Argentina y de la Dirección de Fauna Silvestre de la  Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable (SAyDS), para que procedan a la fiscalización del lugar, con el objeto de informar si en el mismo se encontraban especies de flamencos protegidas por la ley de fauna. 

La Dirección de Fauna Silvestre había recibido la denuncia de un particular, acción que motivo la presentación de la Dirección ante la Unidad fiscal, para poder iniciar la investigación.

Durante la inspección a la vivienda, se encontraron 20 ejemplares de la especie flamenco, un ave en extinción que tiene prohibida la caza, la compra y la comercialización, motivo por el cual se trasladaron los animales al depósito judicial en el Zoologico de Buenos Aires.

Por ultimo, la fiscalía considro que el hecho investigado podría encuadrar en los preceptos del artículo 25 de la ley 22.421 sobre Conservación de la Fauna, el cual establece que “será reprimido con prisión de 2 meses a  2 años, y con inhabilitación especial de hasta 5 años el que cazare animales de la fauna silvestre cuya captura o comercialización estén prohibidas o vedadas por la autoridad jurisdiccional de aplicación. Por otro lado, la pena podrá ser de 4 meses, a 3 años de prisión con inhabilitación especial de hasta 10 años, cuando el hecho se cometiere de modo organizado o con el concurso de tres o más personas, o con armas, artes o medios prohibidos por la autoridad jurisdiccional de aplicación”.