29 de enero de 2023
29 de enero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Audiencia en la Casación Nacional por el caso Schwartz
Solicitaron confirmar la condena de un hombre que simulaba ser médico para abusar de sus víctimas
Los hechos tuvieron lugar en mayo de 2012 y enero de 2013. Intervino el fiscal Leonardo Filippini.

La Cámara Nacional de Casación en lo Criminal y Correccional realizó el 17 de mayo pasado una audiencia por el recurso que presentó la defensa de Leonard Brian Schwartz, condenado en 2015 por dos hechos de abuso sexual y por ejercicio ilegal de la medicina. El Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional Nº13 le había fijado una pena de cuatro años de prisión por estos hechos y le impuso la pena única de cinco años y seis meses al unificarla con una condena dictada por el Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional Nº21 ante hechos muy similares. En la audiencia participaron el defensor público oficial Mariano Maciel y el fiscal Leonardo Filippini.

Schwartz fue condenado por haber contactado, en distintas ocasiones, el servicio de dos mujeres como enfermeras con propuestas laborales ambiguas y haberse hecho pasar él mismo por médico para abusar sexualmente de sus víctimas durante la realización de exámenes de control de salud en su domicilio. En la audiencia ante la sala 2 de la Cámara de Casación, el defensor oficial planteó que en los dos casos había existido consentimiento de las víctimas y señaló que los hechos no se encontraban controvertidos ya que el imputado los había reconocido.

Sin embargo, apuntó a que se trataron de prácticas sexuales recíprocas, remuneradas y consentidas entre adultos. Por ello, tildó de arbitraria la conclusión del tribunal de juicio para descartar la aquiescencia, en particular si se consideraba la formación profesional de los intervinientes y las características del acercamiento preliminar entre ellos. También, descartó cualquier afectación significativa a la salud pública y postuló que el empleo de instrumental y los exámenes no podían entenderse más que en el contexto de esas prácticas sexuales.

La Fiscalía, en cambio, respaldó la conclusión del tribunal en torno a la ausencia de consentimiento y destacó varios pasajes del fallo que reflejaban el contexto relatado por las víctimas. Una de ellas dijo expresamente que quería irse del lugar por la situación abusiva. La otra manifestó que continuó ante el temor de que la situación se tornara violenta. Para la Fiscalía, en suma, incluso si al inicio los contactos hubiesen sido consentidos, no existió acuerdo acerca de los tramos relevantes de los hechos.

Incluso, en punto a la hipótesis sugerida por la defensa según la cual se trataba de casos de prostitución remunerada y consentida, la Fiscalía resaltó que, aún si se deja de lado la discusión vigente sobre la caracterización del asunto como práctica laboral, quien accede a ofrecer prácticas de contenido sexual también puede ser objeto de abusos. Los jueces tomaron nota de las posiciones y resolverán finalmente la cuestión. Cabe recordar que Schwartz cumple una pena de un año de prisión, a raíz de otra condena por hechos análogos, impuesta por el Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional Nº6 en febrero de este año que también deberá unificarse si la casación confirma el fallo discutido.