19 de abril de 2024
19 de abril de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Durante una actividad “prevencional” en la estación Liniers del tren Sarmiento
Solicitaron el sobreseimiento de un joven por una detención ilegal
La fiscal Paloma Ochoa consideró que no existió ninguna razón válida que haya permitido presumir que el imputado podía estar cometiendo o por intentar cometer algún delito. Había sido detenido y requisado por intentar eludir un control policial.

La titular de la Fiscalía Federal Nº 10, Paloma Ochoa, solicitó el sobreseimiento de un joven por considerar que se violó el derecho a la libertad ambulatoria y el derecho a la intimidad.  En el marco de un operativo de prevención de ilícitos y consumo de bebidas alcohólicas llevado a cabo en la estación Liniers del ferrocarril Sarmiento en marzo pasado, agentes de la Policía Federal Argentina detuvieron a un joven que intentó esquivar el control policial, el cual perseguía fines de identifiación. Luego, procedieron a requisarlo y revisarle sus elementos personales, lo que terminó con el  secuestro de ocho plantas de marihuana y cuatro envoltorios con la misma sustancia que llevaba en su mochila.

Paloma Ochoa explicó que no existieron razones válidas que hayan permitido presumir que el imputado podía estar cometiendo o por intentar cometer algún delito. “La regla general es el respeto a la intimidad del ciudadano, salvo que, claro está, una circunstancia excepcionalmente admitida permita al Estado entrometerse en esa esfera privada de las personas protegida por el ordenamiento legal nacional e internacional”.

La representante del Ministerio Público Fiscal también refirió en su dictamen que del testimonio del personal policial que intervino en la detención del joven, no se desprendió que haya precedido una situación de sospecha “razonable” que justifique el accionar policial. En realidad, el accionar se fundó  a partir de un “juicio subjetivo” sobre el imputado, afirmando que intentó eludir un “control poblacional” sin dar ningún argumento. En relación al procedimiento requisatorio, la fiscal federal sostuvo que tampoco hubo elementos que habiliten  tal práctica policial.

El recurso de la defensa

La defensa del imputado planteó la nulidad de la detención, como así también la requisa del joven y posterior secuestro del material estupefaciente. Para el letrado, el personal policial actuó sin fundamento objetivo, interviniendo de manera arbitraria y discriminatoria, “haciendo caso omiso a los principios de legalidad y reserva consagrados por la Constitución Nacional”.

En este sentido, para la defensa el preventor decidió detener al joven  con fines de identificación, sin haber existido, anteriormente, algún indicio de “culpabilidad”, sino solamente se basó en una “suposición” justificada en la elusión al control  poblacional.

Otro caso similar

También durante un "control poblacional" realizado en marzo de este año, pero en esta oportunidad en la estación Retiro de la línea San Martín, personal de la Policía Federal Argentina detectó a un joven que intentó esquivar al personal policial, lo que motivó a que lo detuvieran con la intención de identificarlo y de revisarle su elementos personales. Así fue como el personal del control le extrajo del interior de la mochila del joven once trozos con sustancia verde similar a marihuana.

Aquí también la defensa planteó la nulidad de la detención del joven, mayor de edad, la requisa personal y el posterior secuestro del material estupefaciente por considerar que la fuerza policial actuó sin fundamento objetivo, interviniendo en la autonomía  personal del imputado de manera arbitraria y discriminatoria.

La fiscal federal solicitó el sobreseimiento del imputado por considerar que hay elementos objetivos que permiten descalificar la actuación del personal policial. En este sentido, Paloma Ochoa consideró que se había  violado el derecho a la libertad ambulatoria y el derecho a la intimidad. El procedimiento policial no se encontraba fundado en circunstancias objetivas previas que hubiesen permitido inferir a la policía que se encontraba ante la comisión de un delito.