27 de febrero de 2024
27 de febrero de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Los imputados habrían intentado traficar 280 kilos de cocaína
Solicitaron elevar a juicio la causa conocida como “Navidad blanca”
El 24 de diciembre de 2014, tres hombres habrían cargado en un taxi y trasladado la droga a un garaje en el barrio porteño de Flores para su posterior comercialización. Además, se secuestraron 29 fajos con 59 billetes falsos de 100 dólares.

Federico Delgado, a cargo de la Fiscalía Criminal y Correccional Federal Nº6, solicitó la elevación a juicio de una causa en la que se les imputa a tres hombres haber intentado comercializar 280 kilos de cocaína. El representante del Ministerio Público explicó: "Está claro que sólo vemos la punta del iceberg, estas cosas no suceden excepto que alguien quiera que suceda. Las propias bandas criminales administran  el espacio de aparición en estos casos.”

La investigación se inició a raíz de una denuncia anónima en la que se puso en conocimiento que un taxi marca Chevrolet, modelo Spin, transportaba en su interior 288 ladrillos de clorohidrato de cocaína que serían llevados hacia un garaje ubicado en el barrio porteño de Flores. Gracias a esa comunicación, la policía se dirigió al lugar y requisó el vehículo, secuestraron la droga y detuvieron a uno de los imputados.

Las otras dos personas implicadas fueron interceptados en un bar ubicado en Avenida Rivadavia y Terrada. Allí, se los detuvo y se secuestró una valija con 29 fajos de 59 billetes de 100 dólares falsos mezclados con recortes de revistas y otros papeles.

Sobre los hechos, el fiscal federal consideró: “No podemos especular sobre el trasfondo de lo que no vemos. Pero sí podemos estar seguros que la intervención estatal es un recorte, el antes y después de la fotografía permanece en penumbras, no sabemos de dónde venía la droga ni hacia dónde iba, sólo un llamado anónimo chequeado con éxito por las fuerzas de seguridad”.

“Navidad blanca”

La historia comenzó el 24 de diciembre de 2014, cuando Giménez y Castro le entregaron a Brito un vehículo que era, aparentemente, utilizado como taxi cerca de la Avenida Nazca de esta ciudad, para que lo lleve hasta una plaza donde una persona no identificada habría colocado en su interior 288 ladrillos de clorhidrato de cocaína. Al parecer, Brito era el encargado de trasladar el vehículo con la droga hasta un garaje ubicado en la calle Ramón Flacón 2745 del barrio porteño de Flores y entregarles nuevamente a Giménez y a Castro las llaves del auto, ya cargado.

Federico Delgado explicó en su presentación que “por su cantidad, calidad, porcentaje de estupefaciente y la forma en que se encontraban condicionados, claramente tenían como destino la comercialización (…) ha quedado demostrado a través de los elementos de prueba, en particular, el análisis de los equipos de telefonía celular, que los tres sujetos trabajaban en conjunto y organizados”.