16 de abril de 2024
16 de abril de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
El hecho ocurrió en noviembre de 2013
Solicitaron elevar a juicio una causa contra un motorman que colisionó una locomotora contra un vagón de la línea Ferrocarril Belgrano Norte
El fiscal federal Federico Delgado realizó el pedido. El hecho que produjo lesiones en varios pasajeros ocurrió mientras el conductor realizaba maniobras de acople de ambas formaciones.

El fiscal a cargo de la Fiscalía Federal Nº 6, Federico Delgado, requirió la elevación a juicio de una causa en la que se imputa a Jorge Néstor Amer haber colisionado la locomotora que conducía contra el primer vagón de otro tren que se encontraba en el andén 2 de la estación Retiro del Ferrocarril Belgrano Norte, en el momento que comandaba las maniobras de acople de ambas formaciones. El hecho produjo lesiones de distinta gravedad en varios pasajeros.

Para el representante del Ministerio Público, y luego de haber analizado las pruebas reunidas, “el choque de la locomotora en cuestión con la formación de vagones fue protagonizada por el imputado Amer en su calidad de conductor de dicha máquina” y eso provocó “lesiones en el cuerpo de los pasajeros que se encontraban en el interior de los vagones esperando la partida del servicio”. Delgado, además, resaltó en su presentación que dicho incidente ocasionó retrasos y cancelaciones en los servicios de transporte que estaban programados para ese día.

El requerimiento de elevación a juicio destaca, entre otras cuestiones, el informe elaborado por la Unidad Accidentológica Federal de Transporte de la Policía Federal Argentina. En el documento, se dejó sentado que personal de esa Unidad se hizo presente tiempo después de ocurrido el accidente, y procedió a realizar diversas diligencias  para determinar las causas del choque. Se ejecutó una “recreación de la maniobra de acople” de la siguiente manera: “La locomotora EM02 fue desacoplada de la formación, se alejó aproximadamente 70 metros hasta el sector de cambio y señal, y retomó a una velocidad de aproximadamente 4 km/h, así acopló nuevamente la formación”. En ese sentido, se determinó que “los frenos funcionaban correctamente y que la reconstrucción del acople se produjo de manera suave, casi inadvertida para los presentes. Y concluyó que  nada demuestra que el sistema de frenos estuviese averiado: la locomotora traccionó, realizó maniobras y freno correctamente, antes y después del incidente ferroviario”. 

Asimismo, el fiscal federal consideró los dichos de los pasajeros que sufrieron la colisión y además refirió a lo manifestado por Horacio Faggiani, empleado de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte. El testigo declaró, oportunamente, “que habría impericia por parte del conductor en la maniobra de enganche” y “que el conductor realizó una tarea de conducción inapropiada que es llevar la manija de freno automático en la quinta posición y realizó el movimiento operando la manija de freno independiente forzando el afloje de los frenos”.  Finalmente, confirmó que la velocidadadecuada para llevar a cabo estos procedimientos es el equivalente a una persona caminando, es decir a 5 km/h.

Hacia el final de su presentación, Federico Delgado sostuvo que la disyuntiva sobre los posibles desperfectos de la locomotora quedó evacuada, y destacó que “lo que incidió de manera determinante para que se produjera el choque fue la excesiva velocidad con la que procedió el imputado –desplazó la locomotora a 9.6 km/h aproximadamente, cuando la velocidad adecuada es como máximo de 5 km/h-, además de que circuló con el freno automático en la quinta posición forzando el freno independiente de afloje, lo cual bloquea el freno de emergencia”.

La causa está radicada en el Juzgado Federal Nº 10 a cargo de Julián Ercolini.