26 de febrero de 2024
26 de febrero de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Interviene el fiscal Federico Delgado
Solicitaron elevar a juicio una causa por falsificación de moneda
El imputado habría entregado pesos argentinos apócrifos a tres turistas, a cambio de dólares y reales auténticos

El titular de la Fiscalía Federal Nº6, Federico Delgado, solicitó elevar a juicio una causa contra Fernando Daniel Suárez por falsificación de moneda. El imputado mientras conducía un taxi le habría entregado pesos argentinos apócrifos a tres turistas, a cambio de dólares y reales auténticos. La causa tramita ante el Juzgado Federal Nº9 a cargo de Luis Rodríguez.

La Fiscalía considera que existen elementos de prueba suficientes para dar por acreditado “con el grado de probabilidad que esta etapa procesal exige que Suárez entregó pesos falsos a tres pasajeros que abordaron el taxi que conducía, a cambio de moneda extranjera auténtica. El carácter apócrifo de los billetes fue corroborado a través de los estudios periciales que llevó a cabo la División Scopometría de la Policía Federal Argentina”.

Según se desprende del requerimiento de elevación a juicio, se denunciaron tres hechos delictivos que habrían ocurrido bajo el mismo “modus operandi” por el imputado, quien manejaba un taxi el cual habría circulado ilegalmente. El primer hecho ocurrió en junio de 2014 cuando un hombre de ciudadanía brasileña salía de un restaurant del centro porteño, y abordó el taxi en cuestión. Durante el trayecto, el conductor – imputado- le ofreció a la víctima cambiarle pesos argentinos por reales. Le entregó 1500 pesos apócrifos a cambio de 300 reales.

Otro de los hechos se produjo en noviembre de 2015, y bajo la misma modalidad. Una pareja, en horas de la noche y por el barrio de Palermo, subió al taxi del imputado y mientras mantenía una conversación con su acompañante respecto a la adquisición de moneda extranjera, el imputado le ofreció entregarles 3000 pesos, falsos, a cambio de 200 dólares.

El representante del MPF sostuvo que “no quedan dudas del conocimiento que poseía (el imputado) acerca del carácter apócrifo de la moneda extranjera que estaba entregando y la voluntad que tuvo en realizar las conductas anteriormente descriptas”.  Ahora, resta que el juzgado resuelva si eleva a juicio o no.