21 de abril de 2024
21 de abril de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Un hombre está acusado de engañar, trasladar y explotar sexualmente a cinco jóvenes de nacionalidad uruguaya
Solicitaron elevar a juicio una causa por trata de personas
El pedido fue realizado por el fiscal Leonel Gómez Barbella, quien además consideró que el acusado deberá responder por abuso sexual agravado y tenencia ilegítima de arma de fuego.

El fiscal federal a cargo de la Fiscalía en lo Criminal y Correccional Federal N°1 de Lomas de Zamora, Leonel Gómez Barbella, solicitó la elevación a juicio de un hombre acusado de trata de personas. Para el fiscal, se encuentra probado que el imputado captó, trasladó y explotó sexualmente al menos cinco víctimas en situación de vulnerabilidad, todas de nacionalidad uruguaya, en su domicilio ubicado en la localidad de Llavallol, provincia de Buenos Aires.

El imputado, quien actualmente se encuentra detenido, también habría amenazado con armas de fuego y abusado sexualmente de tres de las mujeres.

Los hechos habrían ocurrido entre 2012 y marzo de 2014. Las víctimas detallaron que conocieron al hombre a través Facebook o por medio de otras mujeres con la expectativa de lograr mejoras económicas.

Gomez Barbella consideró que el caso se enmarca en el fenómeno de la violencia de género y abordó el caso desde esa perspectiva. Además, recordó que "el Estado se obligó internacionalmente a proteger y garantizar la integridad física y psíquica de las mujeres sometidas a situaciones de violencia".

Origen de los hechos   

La investigación comenzó luego de la denuncia de una de las víctimas, en marzo de 2014. En esa oportunidad, la mujer relató que una amiga la contactó con el acusado, quien le ofreció trabajo en Buenos Aires. Además, el hombre se haría cargo del pasaje y junto a la esposa, la esperaron en la terminal de ómnibus y la llevaron hasta un domicilio ubicado en la localidad de Llavallol, provincia de Buenos Aires.

Según el testimonio, la pareja la trasladó hasta distintos puntos de la vía pública donde debía permanecer desde las 11:00 hasta las 19:00 a la espera de los "clientes". Los denominados “pases” se realizaban en hoteles ubicados en las inmediaciones. Un porcentaje del dinero obtenido como producto de la explotación sexual, que con el tiempo llegó a representar el 50%, debía entregárselo al acusado o, en su defecto, a su suegro.

La víctima aseguró que también debía mantener relaciones sexuales con el imputado cuando él lo deseaba sin poder oponerse ya que el hombre la amenazaba con quitarle el dinero. En una oportunidad, luego de negarse, el acusado le dijo que no “trabajara” más y que se fuera del país ya que “el conocía a los jefes de la policía”.

La joven logró escapar y se refugió en la casa de otra mujer, quien también había sido víctima del imputado. Sin embargo, el hombre continuó con amenazas telefónicas y mensajes de texto. En octubre de 2014, se realizó un allanamiento en la casa y el acusado quedó detenido y se secuestró una pistola calibre .32 con municiones de punta hueca.

En su declaración, las otras víctimas describieron situaciones similares en cuanto a la modalidad de explotación y amenazas. Una parte de la causa continuará en la etapa de instrucción con el objetivo de verificar la posible responsabilidad de otras personas en el caso. El fiscal le solicitó colaboración a laDirección de Orientación, Acompañamiento y Protección a las Víctimas (Dovic) de la Procuración General de la Nación.