26 de febrero de 2024
26 de febrero de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Interviene la Fiscalía Federal Nº7
Solicitaron investigar a un ex funcionario de la AFI
Se trata de Patricio Galán, quién habría pedido migrar información cuando ya habían cesado sus funciones dentro de la dependencia. La denuncia la realizó el abogado de la Dirección Administrativa de Asuntos Jurídicos, Jorge Amaro.

El titular de la Fiscalía Federal Nº7, Ramiro González, pidió impulsar la acción penal contra el ex director administrativo de tecnologías de la Información de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) por la presunta comisión de los delitos hurto, daños a sistemas informáticos y extorsión, entre otros. La causa se inició a raíz de una denuncia del abogado de la Dirección Administrativa de Asuntos Jurídicos de ese organismo, Jorge Amaro, contra Patricio Galán, quien habría solicitado a dos empleados que migren información cuando ya habían cesado sus funciones.

De la denuncia, se desprende que el 25 de enero el ex funcionario de la AFI habría pedido telefónicamente “que migrasen el servicio y la información del correo electrónico de la Agencia, hosteado en servidores de Provincia Net, y el sistema PMB referido a la Escuela Nacional de Inteligencia, hacia aun hosting personal de Galán denominado Digital Ocean, para así proceder a la eliminación de toda información que quedara en el servidor Provincia Net, motivo por el cual el servidor quedó como no disponible en la Agencia”. Según el texto presentado por Amaro, los dos empleados que realizaron esa tarea “supuestamente” solicitada por Galán desconocían la cesantía del entonces funcionario.

Hacia el final, el denunciante remarcó que la información fue recuperada y resaltó que “el Director de Desarrollo de la Dirección Administrativa de Recursos Humanos de la Agencia Federal de Inteligencia" convocó a Galán el 25 de enero para informarle del cese de sus funciones y que este le habría manifestado que “esperaba una justa compensación adicional a la liquidación final de sus haberes con motivo de haber aportado a la Agencia el programa de encriptado de e-mails, el cual estaba en uso y cuyo  interés primero fue venderlos a dicho organismo, por lo cual conservaría los códigos del programa ya que estos no estaban en la Agencia dado que carecerían de los medios de seguridad necesarios”.

En este sentido, el representante del Ministerio Público Fiscal impulsó la pesquisa y con ello una serie de medidas de prueba. La causa tramita ante el Juzgado Criminal y Correccional Federal Nº6, a cargo de Rodolfo Canicoba Corral.