27 de febrero de 2024
27 de febrero de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Interviene la Fiscalía Federal N°1 de Lomas de Zamora
Solicitaron la elevación a juicio de cuatro imputados de integrar una banda dedicada a los secuestros extorsivos
Leonel Gómez Barbella desestimó además el pedido de sobreseimiento de uno de los acusados por un delito cometido en julio de 2014.

El titular de la Fiscalía Federal N°1 de Lomas de Zamora, Leonel Gómez Barbella, solicitó la elevación a juicio oral a cuatro imputados por un secuestro extorsivo, cometido el 28 de julio de 2014. Para el representante del Ministerio Público Fiscal, existen pruebas suficientes para demostrar la culpabilidad de los acusados, al tiempo que desestimó el pedido de sobreseimiento de uno de los acusados, al considerarlo partícipe necesario del crimen. El hecho se produjo en julio del año pasado cuando, a bordo de un automóvil Volkswagen Bora, tres de los acusados interceptaron a la víctima, que se trasladaba en otro rodado. Tras descender rápidamente, mediante el uso de armas de fuego, dos de ellos ingresaron al vehículo y emprendieron la marcha. Mientras lo tenían privado de su libertad y se comunicaban con otra persona a través de un teléfono celular, obligaron a la víctima a llamar al padre para solicitarle un rescate a cambio de la liberación.

Después de que la familia pagase 165 mil pesos, y mientras el rodado era perseguido por efectivos de la Comisaría 3° de Transradio, la víctima logró arrojarse del vehículo al llegar a la localidad de Villa Centenario. Los dos captores abandonaron el automóvil y emprendieron su fuga por la vera de un arroyo, hasta ser detenidos. Al momento de la aprehensión, ambos imputados portaban sendas armas de fuego con sus cargadores instalados y los proyectiles colocados.

Tras intervenir las líneas telefónicas de los acusados y el posterior secuestro de los celulares, para Gómez Barbella quedó probada la culpabilidad de los acusados, tanto de quienes redujeron a la víctima y la mantuvieron cautiva, como también de quién los seguía en el primer vehículo, y de una cuarta persona que comandaba las tareas a distancia. De esta manera, el representante del Ministerio Público Fiscal los calificó como responsables de los delitos de secuestro extorsivo agravado por haberse cobrado el rescate, y por la cantidad de intervinientes y por haberse cometido en banda. En el caso de los captores, sumó además las figuras de robo agravado por el uso de armas y el delito de tenencia de armas de guerra, todos hechos que concurren entre sí de manera real.

Al momento de solicitar la elevación a juicio de los cuatro imputados, Gómez Barbella también desestimó el pedido de sobreseimiento de uno de los acusados y solicitó que se rechace un planteo de incompetencia formulado por la defensa de éste. Al respecto, el fiscal citó un dictamen de la Procuración General de la Nación en el que se sostuvo la competencia del fuero en un caso similar ante “la similitud de las circunstancias en que se desarrollaron los hechos, la cantidad de sujetos intervinientes, la división de tareas con la que operaron (…), el monto exigido para el cobro de los rescates. Todas ellas características típicas de las bandas organizadas dedicadas al secuestro extorsivo, con el consiguiente riesgo para la seguridad pública”.