26 de febrero de 2024
26 de febrero de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
El pedido fue realizado por el fiscal Walter Rodríguez
Solicitaron la elevación a juicio de una pareja acusada de explotar a una joven
Están acusados de haber trasladado y acogido a una joven menor edad para su posterior explotación laboral en locales comerciales ubicados en las provincias de Neuquén y Santa Fe. Además, el hombre habría abusado sexualmente de la víctima en reiteradas oportunidades.

El fiscal federal Walter Rodríguez solicitó la elevación a juicio de un caso de trata de personas con fines de explotación laboral en el que están imputados un hombre y una mujer. Ambos están acusados de haber trasladado desde Bolivia y bajo engaños a una joven menor de edad -hermana de la acusada- para explotarla laboralmente en dos comercios de ropa, uno ubicado en la provincia de Neuquén y otro en Santa Fe. Además, se les atribuye el delito de reducción a la servidumbre en ambos locales así como también haber facilitado la permanencia  ilegal de la joven.

Asimismo, el fiscal acusó al hombre de haber abusado sexualmente de la menor de edad en reiteradas oportunidades.Los hechos habrían sucedido entre julio de 2012 y 2 de junio de 2013, fecha en que, debido a una descompensación por falta de alimentación, la víctima fue trasladada hasta un hospital de la provincia de Santa Fe, donde se tomó conocimiento de la situación que atravesaba, por lo que el director de la institución realizó la denuncia correspondiente.

Engaño

Para el fiscal Rodríguez, se encuentra debidamente acreditado, a raíz del relato de la propia víctima en la etapa de instrucción, que en julio de 2012 los imputados trasladaron a la joven menor de edad en su auto particular desde su hogar familiar en el Estado Plurinacional de Bolivia, hasta Argentina. La excusa utilizada por ambos fue que la joven acompañe y ayude a su hermana en las tiendas comerciales que tenía la pareja, y que además conociera el país.

Traslados y condiciones

El primer destino fue el local ubicado en Neuquén, donde la albergaron en el mismo lugar donde trabajaba, el cual contaba con un solo cuarto en donde dormían junto a la pareja acusada. Las jornadas de trabajo eran hasta las 22 horas y, recién al cerrar el local, podía comer.

Luego, en septiembre de 2012, los imputados la trasladaron hasta el negocio ubicado en la provincia de Santa Fe, que también contaba con una sola habitación donde dormían los tres, aunque a veces, relató, lo hacía en el auto. La joven indicó que el comercio no contaba con cocina, baño, agua caliente, heladera, ni elementos básicos para la higiene diaria.

La joven también manifestó que, además de maltrato físico y psicológico, comía muy poco, sólo a la tarde y a la noche, debido a que intentaba no gastar la escasa cantidad de dinero que disponía para alimentos "a fin de evitar recibir retos por parte de su hermana". Finalmente, la víctima aseguró que sufrió reiterados abuso sexuales por parte de la pareja de su hermana, tanto en la etapa de traslado como durante su estadía en ambos locales.

"En conclusión, la niña fue obligada a trabajar en condiciones indignas, sin medidas de higiene y seguridad adecuadas y en un marco de informalidad laboral, sin efectivizar los sueldos y descansos correspondientes, alojándola -en condiciones precarias- en los mismos locales, y propinándoles malos tratos de carácter psicológico y físico", consignó la presentación del representante del MPF.

Así las cosas, Rodríguez imputó a la pareja los delitos de traslado y acogimiento con fines de explotación laboral de la menor, por su reducción a la servidumbre en los dos locales de ropa mencionados y por haber facilitado su permanencia ilegal para obtener un beneficio económico propio -"poniendo en peligro su vida, salud e integridad"-. El hombre fue acusado además por el delito de abuso sexual con acceso carnal agravado por tratarse de una menor de edad, ser el encargado de la guarda de la niña y aprovecharse de la situación de convivencia con la misma.