03 de febrero de 2023
03 de febrero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Un caso de robo de identidad en Internet
Solicitaron la elevación a juicio en un caso de “phishing”
El imputado se apoderó de $15.000 pertenecientes a un cliente del Banco BBVA Francés, a través de una maniobra de fraude informático. El fiscal Horacio Azzolín consideró probada la defraudación.

El fiscal subrogante de la Fiscalía Nacional en lo Criminal de Instrucción N°49, Horacio Azzolin, le había imputado a Nicolás Millaqueo manipular el sistema informático del Banco BBVA Francés para obtener la clave de usuario y el contenido de la tarjeta de coordenadas del cliente Héctor Horlandy Mier. Con esta información, el acusado transfirió, a través de la Banca Virtual, 15.000 desde la cuenta de la víctima a la suya, en el Banco Galicia, desde donde extrajo el dinero. El representante del Ministerio Público solicitó la elevación a juicio de la investigación por el delito de defraudación.

La investigación comenzó ante la denuncia de Horlandy Mier, quien manifestó que el 13 de noviembre depositó en su cuenta un cheque y que esa misma noche, al ingresar a su homebanking,le surgió una ventana pop up, que le requirió, por cuestiones de seguridad, que digitara los números de la tarjeta de coordenadas y su clave de usuario para utilizar la banca virtual.

La victima digitó la información y continuó operando normalmente. Al día siguiente, al volver a consultar la banca virtual notó que el dinero acreditado el día anterior, se transfirió sin su autorización a una cuenta del Banco Galicia, cuyo titular es el imputado.

Millaqueo retiró los quince mil pesos antes de que las entidades bancarias advirtieran la maniobra. Asimismo, según pudo establecer la Fiscalía, la operación que perjudicó a Horlandy Mier se concretó desde una conexión a Internet instalada en un domicilio distinto al del imputado.

El 29 de abril, el titular del Juzgado Nacional en lo Criminal de Instrucción N°32, Santiago Quian Zavalía, había procesado a Millaqueo por el delito de defraudación a través de la manipulación de un sistema informático, previsto en el artículo 173°, inciso 16° del Código Penal de la Nación.