07 de diciembre de 2022
07 de diciembre de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Intervino el fiscal general Antonio Gustavo Gómez
Tucumán: confirmaron el procesamiento de dos hombres por encubrimiento de contrabando y redujeron el monto del embargo dispuesto
La Cámara Federal hizo lugar al recurso interpuesto por la defensa de los imputados solo respecto al pedido de reducción del embargo dispuesto por el juez de primera instancia en 5 millones de pesos. El tribunal lo fijó en 500 mil pesos.

La Cámara Federal de Apelaciones de Tucumán confirmó el procesamiento de dos hombres por contrabando de mercaderías, aunque hizo lugar parcialmente al recurso interpuesto por su defensa y, en consecuencia, redujo el monto del embargo de 5 millones de pesos oportunamente dispuesto por Juzgado Federal N°2 de Tucumán a la suma de 500 mil pesos. En el caso intervino el titular de la Fiscalía General ante la Cámara Federal de Apelaciones de Tucumán, Antonio Gustavo Gómez.

El caso

La investigación se inició el 20 de noviembre de 2018, a raíz de un control vehicular efectuado por personal del Escuadrón 59 de la Gendarmería Nacional en la intersección de las Rutas Provinciales N°317 y N°304, a la altura de la localidad de La Ramada, en el departamento tucumano de Burruyacú. En esa oportunidad se detuvo a una camioneta Ford Ranger en la que viajaban los dos imputados y el hijo de uno de ellos -menor de edad-, y en cuya caja los gendarmes advirtieron la presencia de bultos que, por sus características y dimensiones, presumieron que era mercadería de origen extranjero que no contaba con la correspondiente documentación de ingreso al país. Posteriormente, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) valuó el aforo en la suma de $4.087.594,89.

El 31 de noviembre de 2018, los dos hombres fueron procesados sin prisión preventiva como coautores del delito de encubrimiento de contrabando y se trabó embargo sobre sus bienes, hasta cubrir la cifra de 5 millones de pesos cada uno. La defensa de los imputados interpuso recurso de apelación -al que no adhirió el fiscal general Gómez- contra la medida por considerar que no se había probado el contrabando y que la AFIP efectuó una valuación fiscal sin indicar el origen extranjero de la mercadería o señalar algún indicio de que esta fuera de origen ilícito. Asimismo, cuestionó el embargo por considerarlo “arbitrario, desproporcionado y excesivo” y pidió la nulidad de las declaraciones indagatorias de sus asistidos por cuanto en esos actos no se les exhibió la mercadería secuestrada.

La decisión de la Cámara Federal

Al resolver la cuestión, la Cámara Federal de Apelaciones de Tucumán -integrada por Marina Cossio, Mario Rodolfo Leal y Ricardo Sanjuan- hizo lugar parcialmente al recurso de la defensa, confirmó los procesamientos dictados, pero redujo a $500.000 el monto de los embargos dispuestos para cada imputado.

En tal sentido, la magistrada y los magistrados intervinientes entendieron “que la existencia del delito de contrabando previo surge de indicios tales como el modo en cómo venían acondicionados y confeccionados los bultos, la ausencia de documentación que respaldara la mercadería, y la falta de boletas o recibos de la operación”. Señalaron que de las pruebas colectadas en la investigación surge que los imputados “adquirieron los productos, en este caso, con fines ulteriores de comercialización” y que “conocían o presumían que la mercadería había ingresado irregularmente al territorio nacional, sobre todo, cuando no contaban con documentación que justificara el origen, en virtud de la cantidad y el valor monetario de la mercadería transportada, cuyo monto de aforo superaba el impuesto por ley”.

Asimismo, rechazaron el pedido de nulidad de las declaracioens indagatorias, dado que al momento de celebrarse el acto la defensa estuvo presente y lo convalidó, sin cuestionar allí que no se les exhibieran los elementos incautados, como planteó en su recurso.

Finalmente, entendieron “que la suma impuesta en concepto de embargo resulta excesiva, razón por lo cual corresponde reducirla y fijarla en la suma de 500 mil pesos a cada uno de ellos”.