06 de febrero de 2023
06 de febrero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Intervino la fiscal ad hoc del Programa de Políticas de Género Paloma Ochoa
Condenaron a un hombre por lesiones leves y amenazas a su ex pareja
El Juzgado Nacional en lo Correccional Nº2 hizo lugar al pedido de la representante del Ministerio Público. El imputado deberá cumplir la condena de seis meses de prisión en suspenso y tendrá que realizar un tratamiento para hombres violentos.

Ayer, el Juzgado Nacional en lo Correccional Nº2 condenó a un hombre a seis meses de prisión en suspenso por encontrarlo culpable de los delitos de lesiones leves y amenazas simples contra su ex pareja. Se trata de Carlos Alberto Ñopo Solís, quien fue denunciado por reiterados hechos de violencia sufridos por la víctima, incluso en presencia del hijo de tres años que tienen en común.

La denuncia fue realizada el 11 de enero de 2013 en la Oficina de Violencia Doméstica (OVD) y el caso recayó en la Fiscalía en lo Correccional Nº5, a cargo de María del Carmen Dellarole, quien el 24 de junio de 2013 solicitó el requerimiento de elevación a juicio.

Los hechos

Los dos hechos por los que fue condenado Ñopo Solís son dos. Por un lado, la mujer denunció que en la noche del 8 de enero de 2013, el imputado se presentó en su domicilio, ubicado en el barrio porteño de Villa Luro, y amenazó con matarla. Luego, la agredió, le tiró del pelo, la arrojó sobre la cama y le tapó la boca a pesar de conocer el cuadro de asma que ella padece. Además, el hombre intentó darle un golpe de puño. Sin embargo, el hombre la tomó nuevamente del pelo, la arrojó contra la puerta y le torció el brazo.

Al día siguiente, el imputado regresó alcoholizado a la vivienda de la víctima y, luego de insultarla, la amenazó con que se iba a quedar con el hijo que tienen en común.

El otro hecho por el cual Ñopo Solís fue sentenciado, ocurrió en la madrugada del 10 de enero de ese mismo año. El hombre, nuevamente en estado de ebriedad, ingresó al domicilio de la víctima, la golpeó, la agredió, la tomó del pelo y la amenazó: “Un día de estos te voy a matar o si no te voy a mandar a la mafia peruana”.

En su declaración, la víctima detalló: “No era la primera vez que (Ñopo Solís) me golpeaba. (…) En diciembre me amenazó y me dijo que merecía estar muerta”.

Alegatos

La fiscal ad hoc Paloma Ochoa sostuvo que para el Ministerio Público Fiscal “se encuentra acreditado que los hechos ocurrieron tal y como fueron descriptos en el requerimiento de elevación a juicio ya que se pudo escuchar el testimonio de la víctima que describió en el debate oral uno de los hechos”.

En esa línea, manifestó que se tuvo en cuenta el informe interdisciplinario de riesgo que dio cuenta de la situación de alto riesgo en la que se encontraba tanto ella como su hijo de tres años a pesar de no convivir con el imputado. Por otro lado, otra de las pruebas que se computaron fue el informe médico de la Oficina de Violencia Doméstica (OVD) que acreditó la existencia de las lesiones al momento de realizar la denuncia.

Finalmente, también se tuvo en cuenta el informe del Cuerpo Médico Forense que corroboró la existencia del examen médico realizado en la OVD y donde se hizo hincapié en la situación de “indefensión aprendida” en la que se encontraba la víctima. Este término hace referencia al estado provocado en las personas que padecen situaciones de maltrato sostenidas en el tiempo en el que no saben qué recurso interno y/o qué herramienta utilizar. Como consecuencia, no pueden defenderse y padecen ese maltrato sin tener estrategia de defensa, lo que provoca un desgaste emocional, padecimiento psíquico, y físico por las lesiones.

Por último, Ochoa calificó las conductas del imputado como amenazas y lesiones leves y solicitó la pena a seis meses de prisión en suspenso. Asimismo, la representante del Ministerio Público fiscal requirió que se le imponga como regla de conducta la prohibición de acercamiento y contacto y la realización de un tratamiento para hombres violentos.