14 de junio de 2024
14 de junio de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Violencia intrafamiliar
Detienen a un hombre por agresiones físicas y psicológicas contra su pareja
El imputado se encontraba en libertad condicional desde febrero. En el caso intervinieron de manera articulada el Programa de Políticas de Género del MPF, la Fiscalía de del Distrito de Barracas – La Boca, la Unidad Fiscal de Ejecución Penal (UFEP) y la Dirección de Orientación a la Víctima.

Un hombre fue detenido por agredir física y verbalmente a su pareja y a la hija de ambos luego de que se le otorgó el beneficio de libertad condicional, tras cumplir parte de una condena por robo a mano armada en 2008. La víctima, que tenía otro hijo fruto de una pareja anterior, realizó la denuncia en la Oficina de Violencia Doméstica (OVD) el 4 de marzo luego de reiterados hechos de violencia ocurridos desde el 25 de febrero, fecha en que el imputado regresó a la vivienda donde vivía la mujer con sus hijos.

En su denuncia, la mujer relató que las agresiones habían comenzado durante su segundo embarazo, antes de que el hombre fuera detenido por robo a mano armada. La víctima detalló que la golpeaba y agredía a tal punto que ella debió mentirle a su obstetra, diciendo que las marcas que tenía en su cuerpo eran producto de caídas.

“En ese momento él trabajaba y yo no. Me dejaba dos pesos para que con eso preparara la cena. Me rompía los billetes y yo tenía que armarlos para después salir a comprar. Tenía que hacer la comida porque si no me golpeaba y me insultaba”, relató la mujer. “En la cara tuve millones de marcas, siempre golpes de puño con mano cerrada”, agregó.

Además, la agredía verbalmente en forma constante. “Me decía que nunca iba a hacer nada, que no soy nada, que con dos hijos nadie me iba a querer”, dijo en la denuncia radicada en la OVD.

En el caso, intervinieron diferentes áreas del Ministerio Público Fiscal de manera articulada: el Programa de Políticas de Género, la  Fiscalía de Instrucción del Distrito de los barrios de Barracas – La Boca, la Unidad Fiscal de Ejecución Penal (UFEP) y la entonces Oficina de Asistencia a la Víctima, actual Dirección de Orientación a la Víctima (DOVIC).

El caso
Lo que movilizó a la mujer a realizar la denuncia fueron los hechos ocurridos cuando el agresor obtuvo la libertad condicional. Había vuelto asegurando que había cambiado y que no era más violento. Pero desde el día que llegó al hogar comenzó a insultarla a ella y a la hija que tenían en común. La menor quería ver programas infantiles y él le gritaba diciendo que el televisor era de él y que se veía lo que él quería. A la noche no las dejaba dormir. Las agarraba del pelo, las sacaba de la cama y les tiraba agua en la cara. En una oportunidad, el hombre llegó a presionarle el cuello con el pie. A su vez, la denigraba constantemente y la amenazaba con prender fuego su casa y con dañar a su otro hijo en caso de que ella quisiera denunciarlo.

“Cuando quise salir de mi casa para ir a realizar la denuncia él no me dejó. Estaba con la nena y no nos dejó abrir la puerta. Mi hija se defendió como pudo de sus agresiones. A mí me tironeó de los brazos para que no tuviéramos posibilidades de salir.”

Como consecuencia de la denuncia, tramitó una causa en el fuero civil y una en el fuero penal. En el fuero civil, se excluyó al hombre del hogar y se le entregó a la mujer el dispositivo denominado “botón antipánico”. La causa penal, en tanto, fue instruida por la fiscalía del Distrito de los barrios de Barracas – La Boca, a cargo de Susana Calleja.

Durante el proceso, y pese a estar vigente la medida de prohibición de acercamiento, el agresor ingresó a la vivienda de la mujer en dos oportunidades para romper los botones antipánico que le habían sido entregados para utilizar en caso de emergencia. El imputado, además, continuó amenazando y hostigando a la mujer y sus hijos.

El Programa de Políticas de Género, a cargo de Romina Pzellinsky, tomó intervención en el caso y alertó a la fiscalía sobre la gravedad del caso. Por sugerencia del Programa, la fiscal Calleja unificó todas las denuncias previas que había realizado la mujer tanto en la Policía Federal como en la Metropolitana.

En ese marco, la fiscal solicitó el llamado a indagatoria del agresor y la declaración de la víctima.

De manera simultánea, el Programa de Políticas de Género pidió la intervención de la Unidad Fiscal de Ejecución Penal (UFEP), para que se hiciera seguimiento a la situación de libertad condicional del agresor, y a la DOVIC —en ese momento OFAVI (Oficina de Atención a la Víctima)— para que brindaran contención a las víctimas.

La psicóloga Myriam Munné del Ministerio Público Fiscal acompañó a la mujer en su declaración en la fiscalía.. Según la profesional, “la mujer tenía naturalizada la situación de violencia y no podía dimensionar el riesgo al que estaba expuesta pese a que estaba muy angustiada”. Ese día, la joven solicitó una custodia en su casa, que luego fue reforzada de manera personal. Al día siguiente y brindándole ayuda económica para poder trasladarse hasta las oficinas correspondientes, Munné volvió a entrevistarse con ella para continuar con el trabajo de contención, prevención y asesoramiento integral. Asimismo, le gestionó un turno para iniciar asistencia psicológica especializada en violencia doméstica.

Por su parte, desde la UFEP advirtieron que el agresor había incumplido la obligación de residir en el domicilio que había pautado al momento de la excarcelación y por ello el 23 de abril el juzgado de ejecución a cargo de Axel López.

Ante la comisión de nuevos hechos de violencia, el 25 de abril, el agresor fue detenido por la Policía Metropolitana. Sin embargo, el Juzgado Correccional N° 7 dispuso su inmediata libertad, sin que se hiciera efectiva la detención ordenada por el juez de Ejecución.

Finalmente, el victimario se presentó ante el juez Axel López, quien el 8 de mayo ordenó su detención hasta que se definiera la revocatoria de su libertad condicional.

Por su parte, el juzgado de instrucción N° 16 a cargo de la causa por violencia doméstica dictó el procesamiento con prisión preventiva por nueve hechos cometidos en dos meses entre los que se encuentran amenazas simples, desobediencia y lesiones leves agravadas por el vínculo.

En virtud de ello, el 12 de junio el juez de ejecución, Axel López, dictó la revocación de la libertad condicional y la incorporación del imputado a un taller de violencia de género que se dicta en el Servicio Penitenciario Federal.

Recomendaciones del Programa de Género del MPF

“En casos como estos, donde la víctima realiza diversas denuncias por hechos de violencia de género contra la misma persona, desde este Programa sostenemos que la investigación no debe realizarse de manera fragmentada. Por el contrario, la acumulación en una misma causa de la mayor cantidad de hechos es una manera de garantizar que la investigación se adecúe a los estándares de debida diligencia en la investigación de hechos de violencia contra las mujeres.(…) Ello es así porque la tramitación conjunta de los hechos denunciados disminuye los riesgos de revictimización, ya que evita que la damnificada sea citada en numerosas oportunidades a diferentes sedes judiciales a declarar aisladamente por los diferentes hechos que, en definitiva, forman parte del mismo conflicto familiar”.

“Asimismo, la tramitación conjunta  de las diferentes denuncias puede dar cuenta del contexto en el que ocurrieron los hechos denunciados, lo cual es particularmente importante en los hechos de violencia contra las mujeres en el ámbito intrafamiliar, precisamente por el carácter crónico y repetitivo de este tipo de violencia”.