23 de septiembre de 2020
23 de septiembre de 2020 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Requerimiento de la Fiscalía Nacional en lo Criminal de Instrucción N°4
Enjuiciarán a un hombre que agredió a su pareja y la amenazó con un arma de fuego
La víctima había instado la acción en contra del hombre, pero luego se retractó. La fiscalía continuó el proceso, en base al dictamen de la UFEM, por las implicancias que las declaraciones de la mujer tendrían en el devenir de la investigación.

La titular de la Fiscalía Nacional en lo Criminal de Instrucción N°4, Cristina Caamaño Iglesia Paiz, le solicitó a la jueza Karina Zucconi, la elevación a juicio de la investigación seguida contra Mario Alberto Maldonado, en orden a los delitos de lesiones leves agravadas por el vínculo, amenazas agravadas por el uso de arma y tenencia de arma de guerra sin la debida autorización legal.

El hecho imputado a Maldonado ocurrió en la noche del 9 de octubre de 2016, en el interior de la vivienda que habitaba en la calle Mariano Acosta al 2000, cuando la mujer le manifestó su intención de terminar con la relación. Cuando la mujer se estaba yendo de la casa, el hombre le arrojó un objeto que impactó en su pómulo derecho, para luego arrojarla al piso, donde la pateó e intentó ahorcarla.

El padre del acusado intentó, sin éxito, frenar a su hijo, agarró un revolver Colt 38.mm –el cual estaba cargado- y le apuntó a la mujer bajo la amenaza de que la iba a matar. Alertados por los vecinos, personal de la Gendarmería Nacional llegó al lugar y tras contener a la mujer, detuvo a Maldonado y secuestró el arma y las municiones, que el hombre había escondido entre las sábanas de la cama.

Al ratificar su denuncia en sede policial, la víctima manifestó su intención de instar la acción penal contra Maldonado. Sin embargo, meses después, y tras el procesamiento del acusado, la mujer se presentó en la fiscalía y quiso retirar la denuncia y dejar sin efecto la prohibición de acercamiento y contacto que pesaba sobre el hombre, dado que se había reconciliado con él, convivían y esperaba un hijo suyo.

Durante la investigación, la fiscal solicitó informes a la Oficina de Violencia Doméstica de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, cuyas especialistas calificaron la situación como de “riesgo alto” y señalaron que la mujer atravesaba el ciclo de violencia denominado “luna de miel”, en el cual el agresor suele pedir perdón y promete que no volverá a ocurrir una agresión, por lo que la víctima retoma la relación bajo esa creencia.

Asimismo, la representante del Ministerio Público Fiscal de la Nación dio intervención a la Unidad Fiscal Especializada de Violencia contra las Mujeres (UFEM) -que dirige su colega, Mariela Labozzetta-, la que elaboró un informe donde se analizaron las implicancias que la retractación de la víctima tendría en el devenir de la investigación y la vigencia de la acción penal.

En su requerimiento de elevación, la fiscal Caamaño analizó cada imputación hecha a Maldonado. En relación a las amenazas con arma y la tenencia de la misma sin la debida autorización, señaló que el deseo de la víctima de retirar la denuncia no afectaba la continuidad de la pesquisa, por tratarse de delitos de acción pública, que son aquellos donde el Estado tiene un interés en que sean investigados.

El interrogante se presentaba con las lesiones leves agravadas por el vínculo sufridas por la mujer. En ese sentido, al tratarse de un delito de instancia privada, es necesario que sea la víctima quien impulse la acción, aunque en este caso la mujer lo hizo y luego se retractó. Sin embargo, como señaló la fiscalía “una vez impulsada, la misma es indisponible y de carácter público, habilitando la intervención del Estado con prescindencia de la voluntad de la víctima”.

Para la representante del Ministerio Público Fiscal “la sola presentación de la víctima solicitando dejar sin efecto la denuncia radicada de ningún modo habrá de generar un obstáculo para avanzar con el curso de la pesquisa, sino que por el contrario, corresponderá preguntarse e indagar sobre los motivos de dicha retractación; máxime teniendo en consideración que tal actitud puede obedecer a las características propias de la violencia intrafamiliar, a la dependencia económica, emocional u otros síndromes que se presenten en las víctimas de violencia doméstica, como así también a la existencia de amenazas por parte de los agresores”.

En su presentación, Caamaño concluye que el caso en cuestión configura “una situación de violencia doméstica que afectó severamente la integridad física de la víctima, razón por la cual existe un interés público en investigar los injustos aquí denunciados, e incluso un compromiso internacional asumido por nuestro Estado, independientemente de la voluntad de la damnificada”.

La titular del Juzgado Nacional en lo Criminal de Instrucción N°15 hizo lugar al requerimiento de la fiscalía, por lo que Maldonado será sometido a juicio como autor de lesiones leves agravadas por el vínculo en concurso ideal con amenazas agravadas por el uso de arma, también en concurso real con el delito de tenencia de arma de guerra sin la debida autorización legal. Por otra parte, la fiscal Caamaño dio intervención a la Dirección General de Acompañamiento, Orientación y Protección a las Víctimas del Ministerio Público Fiscal (DOVIC), que coordina Malena Derdoy, y a la Dirección General de la Mujer del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, a fin de que contengan y asistan a la víctima para revertir la dependencia económica y/o emocional respecto de su pareja.