09 de agosto de 2022
09 de agosto de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Se realizaron el 2 y 9 de junio pasados
La Dirección General de Políticas de Género organizó dos encuentros de formación con ATAJO
El objetivo fue incorporar perspectiva de género en los procesos de intervención que llevan adelante las oficinas barriales. Para ello se tuvo en cuenta que gran parte de las consultas y denuncias que reciben se vinculan con la problemática de la violencia de género.

La Dirección General de Políticas de Género (DGPG), a cargo de Romina Pzellinsky, junto con la Dirección General de Acceso a la Justicia (DAJ) -cuyo titular es Julián Axat- organizaron dos encuentros de formación para los equipos de ATAJO con el objetivo de incorporar perspectiva de género en los procesos de intervención que llevan adelante las oficinas barriales. Para ello se tuvo en cuenta que gran parte de las consultas y denuncias que reciben se vinculan con la problemática de la violencia de género.

Las jornadas se realizaron el 2 y 9 de junio en la sede de ATAJO del barrio de Constitución y duraron seis horas cada una. De los encuentros participaron 28 personas que forman parte tanto de los equipos de ATAJO de la Ciudad de Buenos Aires y de la provincia de Buenos Aires como de la Coordinación Jurídica. La capacitación estuvo a cargo de Laura Duarte y Cristina Ochoa de la Dirección de Género y contó con la colaboración de Julia Campos del área de Promoción de Derechos de la DAJ y Pamela Lodola, coordinadora del Atajo PROTEGEN, el dispositivo de toma de denuncias para casos de violencia de género.

En una primera parte de los encuentros se introdujeron cuestiones conceptuales sobre género, sexo, roles y estereotipos y el modo en el que ello incide en la desigualdad estructural y la construcción de la violencia machista. Luego, se abordaron los tipos y modalidades de violencia y las características que presenta la violencia de género hacia las mujeres en las relaciones interpersonales, donde se destacó la importancia de conocer su modalidad cíclica para lograr intervenciones más eficaces y respetuosas de los derechos de las personas involucradas.

En una tercera parte de las jornadas, se profundizó sobre las características de las entrevistas: se diferenció consulta de denuncia y se focalizó en la relevancia del abordaje interdisciplinario e intersectorial que requiere esta problemática, a lo que sumó la riqueza que aporta la conformación territorial de los equipos de ATAJO.

Además, se abordaron también las implicancias y repercusiones subjetivas en los equipos de trabajo. Pamela Lodola hizo referencia luego a la experiencia de implementación de ATAJO PROTEGEN y remarcó la importancia de contar con un dispositivo que conozca las particularidades de los territorios y las articulaciones con los recursos locales.

A lo largo de las dos jornadas se priorizó el trabajo grupal bajo la modalidad de taller con variadas dinámicas y se tomaron como disparadores situaciones y casos concretos a partir de los cuales se discutieron estrategias de intervención que contemplen una perspectiva de género. Por último, se pusieron de relevancia las acciones de promoción de derechos y prevención de la violencia machista que llevan en conjunto ambas Direcciones y la importancia de fortalecer las redes comunitarias para el abordaje de esta problemática.