08 de agosto de 2022
08 de agosto de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Está acusado de un doble homicidio en 1976
Bahía Blanca: se fugó un militar excarcelado a punto de ser juzgado
Había logrado el beneficio durante la instrucción de la causa. La Unidad Fiscal se opuso y reclamó su detención dos veces al tribunal, que nunca contestó los pedidos. El juicio está próximo a comenzar.

El militar procesado por crímenes de lesa humanidad Carlos Alberto Arroyo (foto), quien gozaba del beneficio de la excarcelación, se fugó cuando estaba a punto de ser juzgado por el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Bahía Blanca por su actuación en un doble homicidio en noviembre de 1976.

Arroyo debía presentarse a un control en el Cuerpo Médico Forense de la Corte Suprema de Justicia de la Nación el 6 de mayo pasado, pero nunca lo hizo y, pese a que se ordenó la búsqueda de su paradero, no se tienen noticias de él. Cualquier dato sobre su localización puede acercarse a la Unidad Fiscal de Bahía Blanca, al teléfono 0291-4566567 o al correo electrónico uavddhh-bha@mpf.gov.ar

El beneficio de la excarcelación había sido concedido a Arroyo por el juez y confirmado por la Cámara Federal. La Unidad Fiscal reclamó tanto en la instrucción como ante el tribunal que Arroyo aguardara el juicio detenido. Los últimos pedidos cursados por los fiscales fueron el 24 de octubre y el 21 de marzo pasados, pero los jueces nunca contestaron las solicitudes.

Al militar, de 60 años, se le imputa su participación en el homicidio de Daniel Hidalgo y Olga Silvia Souto Castillo, asesinados en un departamento de la calle Fitz Roy 137 de Bahía Blanca el 14 de noviembre de 1976. Por entonces, Arroyo prestaba servicios en la Compañía Comando y Servicios del V Cuerpo del Ejército.

"Conformó la primera línea de fuego del grupo armado" que participó de los hechos, indicaron en la acusación, formulada en octubre de 2010, el entonces fiscal bahiense Abel Córdoba y su colega Antonio Castaño.

"En horas de la noche, integrantes de la “Agrupación Tropa” y personal militar que revistaba en otras unidades rodearon la manzana, establecieron un cerco perimetral en las calles aledañas, evacuaron el edificio y con un despliegue que incluía distintos niveles de cercanía al lugar que sería centro del operativo, atacaron el departamento en el que estaban Hidalgo y Souto Castillo", describieron los fiscales.

Por su participación en aquel episodio Arroyo fue galardonado con la medalla de oro "Al heróico valor en combate" y con un "Diploma de honor" firmado por el dictador Jorge Rafael Videla, según consta en su legajo personal, puntualizaron los representantes del Ministerio Público Fiscal.

Un juicio por comenzar

Además de Arroyo, los imputados en este juicio, que incluye otros hechos, son los militares retirados Alejandro Marjanov, Armando Barrera, Carlos Stricker, José Fidalgo, Bernardo Cabezón y Miguel Villegas, el ex militar y empresario Ricardo Gandolfo, y los ex militares Felipe Ayala y Fernando Videla.

El 16 de abril pasado el Tribunal Oral de Bahía Blanca había llevado a cabo la audiencia preliminar prevista en la Regla IV de la Acordada 1/12 de la Cámara Nacional de Casación Penal. Las denominadas "Reglas de Casación" constituyen un compendio de instrucciones para agilizar los procesos judiciales.

Después de aquella audiencia se esperaba que el Tribunal diera a conocer la fecha del debate, lo que aún no ha ocurrido y se espera para los próximos días. Tal como disponen las Reglas, en la jornada preliminar los jueces escucharon la postura de las partes respecto la prueba que se ventilará en el juicio -se priorizarán elementos dirimentes- y la forma en la que se lo hará. Por ejemplo, si se incorporarán videos de declaraciones en otros juicios, lecturas parciales de las acusaciones e incorporación por lectura de testimonios de aquellas personas que declararon en otra instancia y que, si lo reiteraran, pudieran ver comprometida su salud. En esa ocasión las partes también pudieron presentar su postura sobre el lugar y la cantidad de audiencias para celebrar el debate.