21 de julio de 2024
21 de julio de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
El imputado está detenido en otra causa por aplicar torturas
Chaco: piden indagar a un médico policial por el encubrimiento de un homicidio
La fiscalía de Resistencia imputó al médico policial Héctor Grillo por encubrir el asesinato de Pablo Martinelli. El acusado constató la defunción como un "accidente", pero una comunicación secreta de la policía y otras pruebas revelan que se trató de una ejecución, tras una emboscada.

Los fiscales de Resistencia Patricio Sabadini y Diego Vigay solicitaron la indagatoria del ex médico de la Policía de Chaco, Héctor Orlando Grillo, por encubrir el homicidio del joven Pablo Alberto Martinelli, ocurrido en la vía pública en noviembre de 1976. El imputado constató su defunción como producto de un "accidente" cuando en realidad la víctima fue asesinada en una emboscada por policías y militares, señalaron los fiscales en la solicitud presentada ante el juez federal Carlos Skidelsky.

Grillo, de 70 años, está detenido con prisión domiciliaria, imputado por participar en sesiones de tortura en la Brigada de Investigaciones de Resistencia, una dependencia policial que tuvo un rol preponderante en la represión ilegal en esa ciudad.

Los representantes del Ministerio Público fundaron la nueva imputación en el certificado de defunción (ver foto), que da cuenta de un "accidente", y en una comunicación secreta producida por el director de Investigaciones de la policía chaqueña, Carlos Thomas, y dirigida al jefe del Área Miliar 233 por la que se informa que el 7 de noviembre de 1976 a las 12 del mediodía Martinelli fue ultimado en la vía pública cuando se dirigía a una cita con un compañero de militancia.

Los militares y policías -dice la comunicación- conocían esa reunión gracias "a confesiones de un detenido subversivo", es decir, de un militante secuestrado.

Los represores, agrega textualmente el documento, "se constituyeron junto al mismo  [en referencia al secuestrado] en la calle Santiago del Estero entre Echeverría y Cangallo de esta ciudad, donde a la hora indicada debía concretarse una cita entre el citado delincuente y otro integrante de la banda autodenominada 'Montoneros' para lo cual el causante ofreció su colaboración para indicar la persona que debía contactarse" (sic).

"El personal interviniente trata de detenerlo produciéndose un intercambio de disparos de arma de fuego y tras una persecución de algo más de dos cuadras logran abatir al 'Gaucho', que fuera identificado como Pablo Alberto Martinelli", agrega el parte secreto policial dirigido a las autoridades militares.

El documento refiere que en el procedimiento intervino "personal policial conjuntamente con integrantes del Ejército Argentino". Por esa razón los fiscales también impulsaron la acción penal contra los funcionarios de esas fuerzas, que aún no han sido individualizados.

En el pedido los fiscales ponderaron también el testimonio de Luis Felipe Martinelli, hermano de la víctima, quien contó que a través de un tercero los militares le propusieron a su padre llevar el cuerpo a Paso de los Libres, de donde es oriunda la familia, "con la condición de que acepte el certificado de defunción por accidente, a lo cual su padre accedió".

"Al otro día cuando fueron con su padre a la funeraria a rendir cuentas del funeral, le mostraron la camisa que había tenido puesta Pablo, la que habría sido de color blanco con un estampado de bastones", que estaba "seca, acartonada, integra de sangre", refiere el acta de la declaración testimonial de Luis Felipe Martinelli, quien además contó que su hermana Susana también fue asesinada durante la dictadura y su cuerpo se encuentra en el cementerio junto al de Pablo.

Nora, otra hermana, refirió en la causa que su madre logró recuperar, a través de un oficial del Ejército a quien conocía, la cadena, la cruz y un reloj que llevaba la víctima el día de su asesinato. También había pedido un anillo, que nunca apareció. El militar les dijo que "esas cosas pasaban en los operativos".

En la causa también declararon otros testigos que vieron orificios de bala en un pómulo y en el pecho de Pablo.

Los hermanos contaron que en la época en la que fue asesinado, Pablo -que tenía 22 años y estudiaba veterinaria- estaba buscando información sobre su hermana Susana, quien había sido secuestrada el 5 de agosto de 1976 en Mar del Plata.

Los fiscales pidieron la indagatoria de Grillo por el delito de "encubrimiento por infracción de deber de denunciar delitos" en concurso real con falsedad ideológica de instrumento público. "Grillo, son su omisión, no sólo protege a los autores del homicidio de Pablo Martinelli, sino que perturba que la Justicia pueda llegar a la verdad de lo acontecido. Por otra parte, al insertar declaraciones falsas en su informe, sobre las causas de la muerte del estudiante, atenta contra la fe pública, respecto a lo que el mismo instrumento debe probar", señalan los fiscales en su requerimiento.