24 de julio de 2024
24 de julio de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Es el noveno proceso que se realiza en esa jurisdicción
Juzgan a dos militares y a cinco civiles por secuestros, torturas y apropiación de niños
El Tribunal Oral Federal N° 1 de San Martín dará inicio este jueves a un nuevo debate, en el que se investigarán los secuestros y torturas de Roberto Quieto y María Delia Leiva, y la apropiación de dos niños finalmente restituidos a sus famiilias, Gabriel Matías Cevasco y Martín Guillermo Amarillo Molfino.

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°1 de San Martín comenzará este jueves el noveno juicio oral por crímenes cometidos en jurisdicción de Campo de Mayo.

Los casos  que se ventilarán en este nuevo debate oral y público corresponden a la privación ilegal de libertad y tormentos de Roberto Quieto -ocurrido en 1975- y de María Delia Leiva, y la apropiación de su hijo, Gabriel Matías Cevasco, y de Martín Amarilla Molfino, ambos nietos restituidos.

Los acusados son el ex comandante de Institutos Militares, Santiago Omar Riveros (90 años); el ex jefe del Estado Mayor del Comando de Institutos Militares y ex presidente de facto, Reynaldo Bignone (85).

También llegan a juicio los civiles Roberto Cándido Duarte (65), Margarita Noemí Fernández (62); y Aída Blandina Dusolina Pizzoni (80), Liliana Mabel Alvarez, Alicia Itatí Rodríguez (69) y Jorge José Buffe (60), todos imputados por diferentes grados de participación en la apropiación de los hijos de desaparecidos.

El médico Jorge Eduardo Ramella (80), quien inicialmente también fue acusado, fue apartado de este debate por motivos de salud.

El Ministerio Público Fiscal estará representado por el fiscal general ante el TOF N° 1 de San Martín, Marcelo García Berro, y por el fiscal ad hoc y secretario de la misma fiscalía, Guillermo Silva.

El tribunal estará integrado por los jueces Hector Omar Sagretti, Marta Isabel Milloc, Daniel Antonio Petrone, quienes prevén tomar testimonio durante el debate a 63 personas.

De acuerdo al cronograma judicial, el secuestro y desaparición de Quieto será tratado en las audiencias del 17 y 18 de octubre, en tanto que la apropiación de Amarilla Molfino se abordará el 22 y el caso de Cevasco quedará para las jornadas del 25, 29, 30 de octubre y 1º de noviembre.

Secuestros, torturas y apropiaciones

Roberto Jorge Quieto fue privado de la libertad el 28 de diciembre de 1975, a las 19:15 horas, en el recreo denominado “Playa Grande”, de la localidad de Martínez, Partido de San Isidro, por un grupo de diez personas armadas.

Quieto fue visto en el Centro Clandestino de Detención denominado “El Campito”, ubicado en la Guarnición Militar de Campo de Mayo, aún luego de producido el golpe de estado, pero hasta hoy se desconoce su paradero.

El caso Cevasco

En tanto, el hijo de María Delia Leiva y de Enrique Horacio Cevasco, nacido el 14 de octubre de 1976, y llamado Gabriel Matías Cevasco, fue secuestrado junto a su madre a los tres meses de edad.

El niño habría sido entregado el 17 de febrero de 1977 por la agente policial Dina Edith Buffe, quien se desempeñó en la Brigada Femenina de San Martín de la Policía bonaerense, al matrimonio compuesto por Roberto Cándido Duarte y Margarita Noemí Fernández, quienes llegan acusados al juicio por la apropiación del niño. En la instrucción se acreditó que la pareja inscribió a la víctima como hijo natural.

Según la acusación fiscal, la entrega del niño se produjo en el domicilio perteneciente a la familia Buffe en la ciudad de Pergamino, Buenos Aires, donde residía Jorge José Buffe, hermano de Dina, y su esposa Alicia Itatí Rodríguez. En esa vivienda Liliana Mabel Álvarez, hermana de Duarte, colaboraba en el cuidado de los hijos del matrimonio compuesto por Buffe-Rodríguez.

La investigación que llega a juicio determinó que luego de la recepción del niño, el matrimonio Fernández-Duarte obtuvo una constancia de nacimiento falsa expedida por el médico Jorge Eduardo Ramella, con la que Margarita Noemí Fernández y Roberto Cándido Duarte lo inscribieron con el nombre de Ramiro Hernán Duarte, indicó la fiscalía en el requerimiento de elevación a juicio.

Gabriel Matías Cevasco supo a los seis años que era adoptado, pero no sabía que su familia biológica lo buscaba, aunque lo empezó a intuir en su adolescencia. Por ese motivo acudió a la Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad y pudo reencontrarse con su familia.

El caso Amarilla Molfino

Por otra parte, Guillermo Amarilla y Marcela Esther Molfino, quien se encontraba embarazada al momento de los sucesos investigados, fueron privados ilegítimamente de su libertad el 17 de octubre de 1979 por personal de las fuerzas armadas y de seguridad y hasta el día de la fecha se desconocen sus paraderos.

La fiscalía indicó en la acusación que el hijo de ambos, Martín Guillermo Amarilla Molfino, nacido probablemente el 27 de junio de 1980 en el Hospital Militar de Campo de Mayo, fue entregado el mismo día de su nacimiento al matrimonio compuesto por Aída Blandina Dusolina Pizzoni y el agente de inteligencia Jorge Oscar García de la Paz, fallecido, quienes lo inscribieron como hijo natural gracias a un certificado falso expedido por un médico militar.

Después de 29 años, Martín Guillermo Amarilla Molfino recuperó su identidad y se encontró con sus hermanos y tíos de ambas ramas familiares en la sede de las Abuelas de Plaza de Mayo.

Amarilla Molfino había recurrido anteriormente a dicho organismo  porque tenía dudas sobre su identidad desde que se enteró que era adoptado, algo que nadie le había dicho, y cuando supo que quien decía que era su padre había revistado como personal civil del Ejército.

En el año 2007, cuando el joven asistió al Banco Nacional de Datos Genéticos se le comunicó que su perfil genético no coincidía con el de ninguna de las familias que integran el registro, debido a que las familias Amarilla y Molfino aún no sabían que Marcela estaba embarazada cuando la secuestraron y, por lo tanto, no habían dejado su muestra genética en el Banco.