01 de febrero de 2023
01 de febrero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Nació en 1976
Juzgan en La Plata a un ex policía, su esposa y una médica por la apropiación de una niña
La víctima es Elena Gallinari Abinet, la primera niña nacida en cautiverio que recuperó su identidad. Sus padres, María Abinet y Miguel Ángel Gallinari, fueron asesinados durante la dictadura. Las audiencias comienzan el lunes 8 y culminarían el viernes 12.

Un ex policía, su esposa y una médica serán juzgados a partir de este lunes en La Plata por la retención, el ocultamiento y la supresión del estado civil de Elena Gallinari Abinet, hija de Miguel Ángel Gallinari y María Leonor Abinet, quienes fueron secuestrados y asesinados durante la última dictadura.

Se trata, según la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo, del primer caso de una niña nacida en cautiverio a quien se le restituyó la identidad. Elena supo la verdad cuando tenía diez años, el 21 de abril de 1987, gracias a un estudio genético.

La niña nació en cautiverio en 1976 y fue inscripta como hija propia por el entonces policía bonaerense Domingo Luis Madrid y su esposa María Mercedes Elichalt, en base a una constatación de nacimiento falsa labrada por la médica Silvia Marta Kirilovsky.

Los tres serán juzgados la semana próxima por el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°1 de la capital bonaerense, compuesto por Pablo Jantus, Pablo Vega y Carlos Rozansky. En la acusación estarán los representantes de la Unidad Fiscal Federal de La Plata, Hernán Schapiro y Gerardo Fernández, y la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo.

El juicio, en principio, está programado para comenzar este lunes 8, seguir el miércoles 10 y culminar el viernes próximo con los alegatos de las partes y el veredicto del tribunal. Las audiencias se llevarán a cabo a partir de las 10 en la ex sede de la AMIA en La Plata, ubicada en la calle 4, entre 51 y 53.

Según el requerimiento de elevación a juicio del fiscal general Marcelo Molina, Madrid y Elichalt llegan acusados al debate como coautores de la alteración del estado civil de la niña, en concurso ideal con falsedad ideológica de instrumento público, y como coautores de los delitos de retención y ocultamiento de Elena.

Madrid y Elichalt "retuvieron y ocultaron a la hija recién nacida de la pareja Gallinari – Abinet, desde el día 5 de noviembre de 1976, en que manifestaron haberla recibido, situación que culminó el día que la niña conoció su verdadero origen y fue restituida a su familia biológica", consideró el fiscal Molina.

En tanto, la médica Kirilovsky llega acusada en carácter de autora directa del delito de falsedad ideológica de instrumento público en concurso ideal y como co-autora directa de la alteración del estado civil.

Madrid y Elichalt están detenidos en los complejos penitenciarios federales de Marcos Paz y Ezeiza, respectivamente, mientra que Kirilovsky llega al debate excarcelada.

El caso

Elena nació en noviembre de 1976 durante el cautiverio de su madre en un centro clandestino de detención que aún no pudo ser establecido. María Leonor Abinet, su madre, había sido secuestrada con un embarazo de siete meses el 16 de septiembre de aquél año en una pensión en Caseros. En ese momento, la mujer se encontraba junto a sus hijas -de un anterior matrimonio-, María Isabel y María Inés, de 7 y 9 años.

El padre de la niña, Miguel Ángel Gallinari, fue secuestrado y asesinado el 21 de julio de 1976 en Morón. Unos días antes, había sido privado de su libertad en las instalaciones militares de Campo de Mayo, donde fue torturado, y luego había logrado escapar desde el baúl de un automóvil.

Gallinari era delegado obrero y participaba en la Juventud Trabajadora Peronista, mientras que María Leonor Abinet era docente primaria, secundaria y universitaria y actuaba en los gremios CTERA y UDEB. Al momento de los hechos, los dos militaban en la organización Montoneros.

Cuando nació Elena, el imputado Madrid se desempeñaba como oficial subinspector en la Dirección General de Investigaciones de la Policía bonaerense, por entonces al mando del  doblemente condenado a perpetua Miguel Osvaldo Etchecolatz.

En su declaración indagatoria, Madrid y Elichalt dijeron que habían recibido la niña en noviembre de 1976 de manos del oficial Carlos Vercellone, quien hasta el momento de su muerte, en julio de 2008, estuvo procesado por su actuación -en esa misma época- en el centro clandestino que funcionaba en la Brigada de Investigaciones de La Plata, que dependía de la Dirección a cargo de Etchecolatz. Pese a ello, el matrimonio imputado alegó en su defensa que desconocía que la niña era una hija de personas por entonces desaparecidas.

El caso tiene la particularidad de que los tres imputados fueron sobreseídos por prescripción en 1990 por el titular del Juzgado Federal N°1 de La Plata, Humberto Manuel Blanco, que casi veinte años después volvió a procesarlos cuando Elena se presentó como querellante en 2009, alegando que fue víctima de crímenes de lesa humanidad que no estaban prescriptos.

Ese mismo año, en mayo, el Equipo Argentino de Antropología Forense identificó los restos de María Leonor Abinet, en el marco de la Iniciativa Latinoamericana para la Identificación de Personas Desaparecidas.