20 de febrero de 2020
20 de febrero de 2020 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
El juicio a Pascual Guerrieri y otros integrantes del Destacamento de Inteligencia 121
La Corte confirmó cuatro condenas a perpetua del primer juicio en Rosario
El máximo tribunal denegó por "inadmisibles" las quejas por el rechazo de los recursos extraordinarios presentados por las defensas de cuatro de los cinco condenados en el juicio concluido en 2010. Aplicó el artículo 280 del Código Procesal Civil y Comercial, que le otorga a los ministros discrecionalidad para decidirlo.

La Corte Suprema de Justicia de la Nación dejó firme cuatro de las cinco sentencias a prisión perpetua impuestas en el primer juicio por crímenes de lesa humanidad desarrollado en Rosario, a más de cuatro años de dictada la sentencia en aquél debate oral y público. Los condenados que ya atravesaron todas las instancias de revisión y deberán cumplir la pena máxima son el ex segundo jefe del Destacamento 121 de Inteligencia del Ejército, Pascual Guerrieri, y sus subordinados ex jefe de sección y segundo jefe de Operaciones Especiales, Juan Daniel Amelong; ex jefe de Operaciones de Inteligencia, Jorge Alberto Fariña, y el ex Personal Civil de Inteligencia (PCI), Walter Salvador Dionisio Pagano.

El veredicto en el juicio que abarcó crímenes en el ámbito del II Cuerpo del Ejército fue dictado el 15 de abril de 2010 y también incluyó una condena a perpetua para el PCI Eduardo Rodolfo Costanzo.

En una resolución que no tuvo difusión pública hasta hoy, el 5 de agosto pasado la Corte Suprema rechazó en sólo tres líneas, por "inadmisibles", las quejas de las defensas de los cuatro condenados frente al rechazo de los recursos extraordinarios ante la Cámara Federal de Casación Penal.

El máximo tribunal aplicó el artículo 280 del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación que lo habilita a no tratar aquellas cuestiones que no considere trascendentes: "La Corte, según su sana discreción, y con la sola invocación de esta norma, podrá rechazar el recurso extraordinario, por falta de agravio federal suficiente o cuando las cuestiones planteadas resultaren insustanciales o carentes de trascendencia", indica la norma aplicada por los ministros Ricardo Lorenzetti, Enrique Petracchi, Elena Highton de Nolasco y Juan Carlos Maqueda para resolver el caso.

Otra sentencia sin discusión

En marzo pasado, la Procuraduría de Crímenes contra la Humanidad informó que desde 1985 se encontraban firmes 114 sentencias dictadas en 51 juicios. Aquél año se dictó la primera por este tipo de crímenes en el histórico juicio a las tres primeras juntas militares.

Aquél número fue reconstruido por la Procuraduría en base a los reportes remitidos por los fiscales que intervienen en los casos de terrorismo de Estado. Es un registro de muy difícil elaboración, teniendo en cuenta que una sentencia puede cobrar firmeza con el último pronunciamiento del máximo tribunal o por el consentimiento de los condenados de las condenas en etapas del proceso anteriores.

En el fallo por el que fueron condenados a perpetua Guerrieri y sus subordinados, el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°1 de Rosario recogió la acusación de la fiscalía y estableció que "la inteligencia como resultado de un proceso de análisis de la información obtenida de la fuente –fundamentalmente de los interrogatorios bajo coacción- fue la pieza clave alrededor de la cual se estructuró el plan de aniquilación del opositor político".

Al referirse a los acusados, el TOCF indicó que "no es casual entonces que fueran seleccionados individuos, no por fuerza del azar sino en virtud de sus legajos y perfiles específicos (con experiencia, entrenamiento o especialización en dicha área de inteligencia), a fin de que fueran capaces de detener o secuestrar personas, interrogarlas mediante golpizas, vejámenes, torturas y amenazas de todo tipo y, llegado el caso, acabar incluso con sus vidas".