05 de febrero de 2023
05 de febrero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
La banda de ultraderecha operó antes del golpe de Estado de 1976
Mar del Plata: continúa el juicio por los crímenes de la CNU
En la audiencia de ayer, declaró la ex esposa del médico Bernardo Goldemberg, asesinado en la denominada noche del 5x1. También, declararon dos colegas: uno de ellos reconoció el cuerpo acribillado en la morgue. El otro indicó: “Se decía que era la Triple A”.

Bernardo Goldemberg tenía 30 años cuando fue secuestrado y asesinado en la madrugada del 21 de marzo de 1975, en la denominada noche del 5x1, por la venganza tomada tras la muerte del líder de la Concentración Nacional Universitaria (CNU), Ernesto Piantoni. En una nueva audiencia del juicio que juzga la participación de diez civiles y un militar retirado en ocho homicidios cometidos en la antesala del último golpe de Estado cívico-militar, declararon dos colegas de Goldemberg y la ex esposa del médico ginecólogo, quien sostuvo: “Vivía para su profesión y la medicina la ponía al servicio de los más humildes”.

“Estuve muy mal. No entendía por qué a él. Me decían que las ideas que él tenía eran contrapuestas a grupos políticos de ultraderecha”, expresó Rosa Elsa Portugheis, quien conocía a Goldemberg desde los 13 años. Ambos colaboraban a principios de los ‘70 con el área de sanidad en la organización Fuerzas Argentinas de Liberación (FAL). “Teníamos ideales en función de construir un hombre nuevo, una sociedad más justa”, señaló.

Fueron detenidos en el año 1971 y liberados dos años después con la amnistía dictada por el ex presidente Héctor Cámpora. Entonces, Goldemberg se radicó en Mar del Plata porque la pareja estaba separada y había dejado la militancia, según el relato de Portugheis.

A su vez, mencionó que “él confiaba en la etapa democrática, en que a partir de 1973 no iba a haber más problemas con dictaduras militares”, y que luego advirtió, por informes de la Dirección de Inteligencia de la Policía de la Provincia de Buenos Aires (Dipba), que había un seguimiento a su ex pareja.

La testigo contó que se enteró por los diarios que lo habían matado. Vio su apellido escrito en la edición de la tarde del diario La Razón. “Decía que tenía 36 años, pero tenía 30”, rememora hoy. Buscó otros diarios: “Se decía que un grupo de ultraderecha había asesinado a cinco personas, que eran miembros de CNU”, señaló ella.

A Goldemberg, lo recordó como “un muy buen padre” y “una muy buena persona”. “Era fundamentalmente médico, tenía pasión por la medicina. Siempre favorecía a los sectores más humildes”, agregó ante el Tribunal.

A Guillermo Tambella le tocó –junto a otros colegas como el doctor Pujol- reconocer el cadáver. Eran compañeros de trabajo en la Clínica Central. “Vimos una escena realmente impresionante, el cuerpo estaba acribillado por impactos de bala”, señaló y dijo que no pudo precisar cuántos tiros había recibido, pero que “eran innumerables”.

“Creo recordar que sus manos estaban atadas por un alambre”, sostuvo luego y añadió que la situación era “realmente impresionante”. En ese momento –recordó- Pujol repetía “qué es esto, quiénes habrán hecho esto”. Si bien Tambella dijo que en ese momento “no sabíamos quienes podían hacer semejante cosa”, mencionó que “después se empezó a hablar del 5 x 1”.

El último testigo de la jornada fue Eduardo Enrique Elena, quien se desempeñaba como médico obstetra en la misma Clínica. “Era una persona querible”, dijo sobre Goldemberg. A su vez, expresó que tras su asesinato “se hacía mención a que después de la muerte de Piantoni venían Falcon a Mar del Plata, pero no sabíamos que lo iban a acribillar”. “Se decía que era la Triple A”, indicó ante la consulta del Ministerio Público Fiscal, representado por el fiscal de Distrito Daniel Adler.