09 de febrero de 2023
09 de febrero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
En las pesquisas participa la Oficina de Asistencia del MPF en esa jurisdicción
Mendoza: se logró la detención de dos prófugos acusados por delitos de lesa humanidad
Se trata de Guillermo Campanille y Mario Guillermo Ocampo, ex miembros de la Fuerza Aérea y el Ejército, respectivamente. Fue entre diciembre de 2018 y febrero del corriente año.

La Oficina de Asistencia en causas por Violaciones a los Derechos Humanos durante el terrorismo de Estado de Mendoza -dependiente del Ministerio Público Fiscal de la Nación-, informó que en diciembre del año pasado se logró la detención del ex miembro de la Fuerza Aérea Guillermo Campanille, en tanto que el 5 de febrero fue aprehendido el militar retirado Mario Guillermo Ocampo. Ambos se encuentran imputados en procesos en los que se investigan delitos de lesa humanidad, motivo por el que se ofrecían 500 mil pesos de recompensa para quienes pudiesen aportar datos determinantes para su detención.

La situación de Ocampo

Ocampo había sido indagado en 2011 por la desaparición de Félix Ordenes, y al año siguiente fue requerida su declaración por los hechos que alcanzaron a Marco Antonio Valdez y Lucio Olmedo. En esa oportunidad se solicitó su detención, y desde entonces se encontraba prófugo. Estos hechos ocurrieron en el sur de la provincia (San Rafael y General Alvear).

El ahora detenido fue ascendido a teniente 1° el 31/12/75 y luego a capitán el 31/12/79. Se retiró como coronel. En diciembre de 1975 había sido designado en la Compañía de Ingenieros de Montaña de Campo Los Andes y allí estuvo hasta marzo de 1979. Luego se fue a realizar el curso de Técnico de Inteligencia en la Escuela de Inteligencia del Ejército.

Desde el momento en que Ocampo se profugó -el 19 de noviembre de 2012-, la Fiscalía Federal de San Rafael inició un Legajo de Investigación -en autos FMZ 42019612/2012 caratulados “Ocampo Mario Guillermo s/ privación ilegal de libertad y otros”-, en donde el Ministerio Público Fiscal constantemente solicitó medidas de pruebas a fin de dar con su paradero. Entre ellas, se peticionó a la Policía Federal Argentina que identificara las direcciones IP desde donde Ocampo y su esposa, ingresaban a sus correos electrónicos. Conseguido ese dato, se pudo determinar que el domicilio se encontraba en el Country “Bermudas”, ubicado en el Partido de Pilar, Provincia de Buenos Aires. Se realizaron diversas tareas de investigación y vigilancia, que inicialmente arrojaron resultados negativos.

No obstante ello, en noviembre de 2017 se insistió con la realización de tareas investigativas sobre el Country,  pero esa vez el MPF solicitó la intervención de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), medida que fue efectivizada, dando resultado positivo, lo que permitió la detención del Coronel retirado.

El caso de Campanille

Por otra parte, a fines del año pasado fue localizado y detenido en Córdoba el ex miembro de la Fuerza Aérea Guillermo Campanille, sobre quien pesaba una orden de captura nacional e internacional desde 2014.

Campanille está procesado por delitos como privación ilegal de la libertad, tormentos, homicidio y asociación ilícita, presuntamente cometidos en Mendoza durante la última dictadura. Los hechos -alrededor de cuarenta, en perjuicio de 10 víctimas- son investigados en la jurisdicción federal de esa provincia en el expediente FMZ 14000015/2004, caratulado “Santamaría, Juan Carlos Alberto y ots. s/Av.lnf. Art. 144 bis del C.P.-CCD Dependientes de la Fuerza Aérea”.

Se desempeñó como auxiliar de la división de inteligencia de la Regional de Inteligencia Oeste de la Fuerza Aérea Argentina, con el grado de cabo primero. La Oficina de Asistencia del MPF hizo hincapié en la participación de esa repartición en la denominada Lucha contra la Subversión y en el rol clave de la inteligencia, a tal punto que en julio del 1976 la Fuerza Aérea creó las regionales de inteligencia.

Campanille se encontraba prófugo desde el 20 de mayo de 2014, fecha en la que a pedido del MPF se ordenó la captura y se formó el correspondiente legajo de búsqueda, cuya instrucción fue delegada en este organismo. En el legajo se efectuaron diversas medidas, hasta que en 2017 se logró establecer que el imputado se había atendido en el Hospital Aeronáutico de la provincia de Córdoba, por lo que la búsqueda y las medidas de investigación se focalizaron en  la provincia mediterránea y en especial en la localidad de General Paz, que era el barrio en donde se había determinado que podría estar residiendo. La detención fue concretada allí el 11 de diciembre pasado por la policía provincial, cuando el acusado se dirigía a jugar a la quiniela.