06 de febrero de 2023
06 de febrero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
El tribunal de alzada hizo lugar al recurso de la Fiscalía y las querellas
Paraná: la Cámara Federal procesó a dos pediatras por la apropiación de dos hermanos
Consideraron a los médicos David Vainstub y Jorge Eduardo Rossi partícipes secundarios por no haber dado aviso a las autoridades judiciales del ingreso y egreso a una institución médica privada de una niña y un niño mellizos, hijos de desaparecidos, que fueron apropiados en 1978.

La Cámara Federal de Paraná revocó este viernes la falta de mérito y dictó el procesamiento de los médicos David Vainstub y Jorge Eduardo Rossi, imputados como partícipes secundarios de la supresión del estado civil y la sustracción, retención y ocultamiento de los hijos mellizos (una niña y un niño) de Raquel Negro y Edgar Valenzuela, secuestrados en Mar del Plata en enero de 1978 por personal del Destacamento de Inteligencia del Ejército 121 de Rosario.

En la causa, está acreditado que los niños, que nacieron durante el cautiverio de su madre en el Hospital Militar de Paraná entre los úlltimos días de febrero y los primeros días de marzo de aquél año, ingresaron al Instituto Privado de Pediatría (IPP) de Paraná el 4 (la niña) y el 10 de marzo (el niño), con un nombre falso y como NN, respectivamente.

El fallo es resultado de la apelación presentada por las querellas y el Ministerio Público Fiscal: el recurso de los fiscales José Candioti y Mario Silva, asistidos por la Unidad Especializada en casos de Apropiación de Niños y Niñas, fue sostenido ante el tribunal de alzada por el fiscal general Ricardo Álvarez.

En línea con la apelación, los camaristas Daniel Alonso, Mateo Busaniche y Cintia Gómez consideraron acreditado que los dos médicos tuvieron una "colaboración secundaria" en los hechos. Los jueces indicaron que Vainstub y Rossi eran socios del Instituto y que, en esa función, coordinaron el ingreso de los niños, su permanencia en el Servicio de Neonatología, su posterior alta médica y egreso administrativo, y su entrega a personas extrañas, sin dar aviso al Juzgado de Menores sobre el ingreso y el egreso de las víctimas. Los hermanos, se acreditó, fueron retirados por el segundo jefe de Operaciones Especiales del Destacamento de Ingelitencia 121, Juan Daniel Amelong, y el civil de inteligencia del Ejército, Walter Pagano, ambos ya condenados por este caso.

La niña fue llevada a Rosario y abandonada en un convento, donde fue puesta a disposición de la justicia provincial, que la dio en adopción, y recuperó su identidad en 2008. El paradero del niño aún hoy se ignora.

El procesamiento de Vainstub y Rossi se suma al del médico médico Miguel Torrealday, procesado por los mismos camaristas el año pasado respecto de estos hechos, con similares argumentos.