06 de febrero de 2023
06 de febrero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
El hecho ocurrió en el año 2008
Salta: fueron sobreseídos dos militares que intentaron destruir documentación del Hospital Militar
El Tribunal Oral Federal de esa ciudad consideró que el delito prescribió por no ser de lesa humanidad. Los imputados habían intentado deshacerse un registro de maternidad del año 1976. En su alegato la Fiscalía había solicitado que sean condenados.

El Tribunal Oral Federal de Salta sobreseyó a dos militares que intentaron destruir documentación del Hospital Militar al considerar que el delito, al no ser de lesa humanidad, había prescripto. Los jueces concluyeron que el ex coronel Carlos Tozzeto Arias y el ex teniente coronel Juan Manuel Gestoso Presas, quienes en 2008 intentaron deshacerse de un registro de la maternidad del centro de salud castrense, no deben ser juzgados. En su alegato, los fiscales Francisco Snopek y Juan Manuel Sivila habían planteado que la destrucción de los libros tuvo como finalidad el ocultamiento de pruebas y la obstrucción de la investigación de crímenes cometidos durante la última dictadura cívico-militar.

Los representantes del Ministerio Público señalaron que los delitos conexos ya fueron tratados por la Cámara de Casación en diversos precedentes, con la única diferencia de que se trataba de hechos ocurridos durante el terrorismo de Estado.

En este caso, los fiscales habían solicitado una multa de 12.500 pesos e inhabilitación especial para ocupar cargos públicos por ocho años para Tozzeto Arias y a un año y cuatro meses de prisión e inhabilitación especial por diez años para Gestoso Presas. Snopek y Sivila habían argumentado que el intento de destrucción de los registros no está tipificado por el estatuto de Roma como de lesa humanidad, pero que al ser considerados conexos, no deberían prescribir.

El 15 de mayo de 2008, Tozzeto Arias, junto a un grupo de personas, encontró los registros en el lavadero del Hospital Militar y evaluó eran ilegibles. Entonces, entregó la documentación a Gestoso Presas, quien concluyó que no contenían información relevante y decidió quemarlos. Sin embargo, el capitán Silvio Manino Leal que la orden era irregular y fingió cumplirla, pero guardó los libros en su domicilio hasta que pudo entregarlos al Ministerio de Defensa. La entonces ministra Nilda Garré inició un sumario interno -que derivó en el pase a disponibilidad primero y al retiro después de Tozzeto Arias y Gestoso Presas- y presentó una denuncia penal.

El próximo lunes 16 de junio los jueces Marcelo Juárez Almaraz, Marta Liliana Snopek y Federico Díaz darán a conocer el fundamento de su fallo; y en ese momento la Fiscalía resolverá si corresponder apelar.