03 de febrero de 2023
03 de febrero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
La partera falsificó el certificado de nacimiento de Laura Catalina De Sanctis Ovando
San Martín: condenaron a una obstétrica del Hospital Militar de Campo de Mayo a ocho años de prisión
El Tribunal Oral Federal de esa ciudad consideró a Fanni Lidia Villavicencio autora del delito de falsedad ideológica de instrumento público y como partícipe necesario del delito de retención y ocultamiento y del de sustitución de estado civil.

El Tribunal Oral Federal de San Martín condenó a ocho años de prisión a la obstétrica del hospital Militar de Campo de Mayo Lidia Fanni Villavicencio por considerarla autora del delito de falsedad ideológica de instrumento público y como partícipe necesario del delito de retención y ocultamiento y del de sustitución de estado civil. El fiscal Miguel Blanco García Ordas y la querella habían solicitado la pena de 12 años de prisión.

Villavicencio confeccionó el certificado de nacimiento falso con el que Carlos del Señor Hidalgo Garzón y María Francisca Morillo se valieron para efectuar el trámite de inscripción como hija ante la Delegación Bella Vista del Registro Provincial de las Personas de Laura Catalina De Sanctis Ovando y así apropiarse y sustituir su identidad.

La madre de Catalina, Miryam Ovando, se encontraba embarazada al momento del secuestro. Junto a Raúl René De Sanctis fueron privados de su libertad entre el 1° de abril de 1977 y el 20 de mayo del mismo año.

La partera Villavicencio asentó falsamente en Hospital Militar de Campo de Mayo el parto de la apropiadora María Francisca Morillo, quién según la pieza documental habría dado a luz el día 15 de agosto de 1977, por cesárea. Con el certificado, los apropiadores inscribieron a Catalina como hija propia.

El 11 de septiembre e 2008, el Banco Nacional de Datos Genéticos le informó a Laura Catalina De Sanctis Ovando que es hija biológica de Miryam Ovando y Raúl René De Sanctis, quienes se encuentran desaparecidos.

Los apropiadores, Carlos del Señor Hidalgo Garzón, quien prestaba servicios en el Destacamento de Inteligencia 101 con el cargo de Teniente Primero, y María Francisca Morillo, fueron condenados por el TOF 1 de San Martín el 12 de mayo de 2013 en el marco de la causa denominada “Embarazadas”.

La Unidad especializada para casos de apropiación de niños durante el terrorismo de Estado destacó que este es uno de los pocos hechos en el que fue falsificado el libro de nacimientos y se anotó a la apropiadora como si hubiera parido en el Hospital Militar.