27 de febrero de 2024
27 de febrero de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Investigan el accionar del Departamento Informaciones Policiales
Santiago del Estero: declaran 28 testigos esta semana en el juicio a Musa Azar
Las audiencias se llevarán a cabo hoy, mañana, el viernes y el sábado. El ex jefe de inteligencia policial está acusado junto otros ocho integrantes de esa dependencia y un militar. Un informe sobre los primeros testimonios en el tercer juicio por crímenes de lesa humanidad que se desarrolla en Santiago del Estero.

Esta semana el Tribunal Oral en lo Criminal de Santiago del Estero espera recibir las declaraciones de 28 testigos en el el juicio que investiga el accionar del Departamento Informaciones Policiales (DIP), que tiene como imputados el titular de ese organismo, Musa Azar, otros ocho policías de la misma repartición y un militar.

En la audiencia de hoy prestarán testimonio la víctima Susana Mignani y los testigos
Clementina Brao, la secretaria penal del juzgado federal Lorna Hernández, el ex secretario penal del mismo juzgado, Marcelo Bustos Arias, y Héctor Rizzolo.

En tanto, mañana declararán las víctimas Mercedes Yocca, Aída Raquel Martínez Paz, Lina Sanchéz Avalos de Ciappino, Javier Silva y Luis Saavedra; y los testigos Omar Pérez, Oscar Páez, Pedro Rosalío Suárez y Luis Roldán.

El viernes testimoniarán las víctimas Juan Carlos Serrano, Manuel Cansinos, Julio Oscar López, y Juan Aristóbulo Pérez; y también los testigos Aldo San Miguel, Silvia Raimundi de Cansinos, Ángela Perez de Arias, Antonio Fortunato Álvarez y Jóse Ricardo Galván.

Para el sábado, en tanto, está citado Ricardo Ángel García, víctima de la causa, y los testigos Teresita Giménez de Saavedra, Oscar Ignacio Romano, Juan Gramajo y Estergidio Gramajo.

El debate, que comenzó el pasado 4 de octubre, es el tercero que se realiza por crímenes de lesa humanidad en la provincia y se encuentra a cargo de los jueces Alicia Noli, Graciela Fernández Vecino y Luis Imas. En el juicio actúa en representación del Ministerio Público la fiscal Indiana Garzón.

Además de Musa Azar (76), están acusados sus colaboradores de la DIP Miguel Tomás Garbi (70) y Ramiro del Valle López Veloso (65), todos actualmente detenidos en el Destacamento Móvil 5 de Gendarmería Nacional, donde cumplen condenas de prisión perpetua por el asesinato del estudiante universitario Cecilio Kamenetzky, perpetrado en noviembre de 1976.

También están siendo juzgados los ex plicías Francisco Antonio Laitán (62), Juan Felipe Bustamante (60), José Gregorio Brao (64), Carlos Héctor Capella y Pedro Carlos Ledesma (69), el ex militar Jorge Alberto D’Amico (65) y Marta Noemí Cejas (61), quien prestaba funciones en la dependencia a cargo de su entonces marido, Musa Azar.

Los procesados están acusados de los delitos de violación de domicilio, privación ilegal de la libertad y tormentos agravados en perjuicio de 32 víctimas. Por requerimiento del fiscal Fernando Gimena se anexó al juicio la causa que investiga los secuestros y torturas de Mario Rene Orellana y Consolación Carrizo, y el asesinato de esta última.

El relato de los sobrevivientes

En la audiencia del pasado jueves 17 de octubre se trataron los casos de Daniel Riz Patrón y su esposa Mirta Graciela Arán quienes fueron secuestrados el 18 de junio de 1976 y llevados a la DIP. Recién recuperaron la libertad en agosto de 1980.

Riz Patrón relató su sufrimiento, el de su esposa y el de sus pequeños hijos, quienes quedaron durante años sin sus padres. Arán falleció sin haber prestado su testimonio para ésta causa, pero la fiscalía informó que es factible reconstruir su calvario a partir de los testimonios de otros secuestrados.

Tal es el caso de Margarita Urtubey, quien compartió el secuestro con Arán y las otras presas políticas cuyos casos se ventilan en este juicio. También lo hizo Juan Carlos Asato, quien relató en que “fue muy torturado durante su cautiverio en la DIP" y que pudo ver a Graciela Arán de Rizo Patrón, entre muchos otros. "Todos estaban en las mismas condiciones, tirados en el piso, escuchando cómo los torturaban y la radio a todo volumen”, refirió.

En tanto, María Inés Fornés declaró que fue llevada a la sala de torturas, donde encontró a  Arán en su misma situación, desnuda y golpeada.

En la misma jornada del 17 de octubre también se trató el caso Luis Roberto Ávila Otrera, quien fue secuestrado el 24 de junio de 1976 en su domicilio y trasladado a la DIP. Fue liberado en agosto de 1982.

En el debate también fue tratado el caso de Juan Carlos Asato, quien fue secuestrado en la misma fecha y liberado en septiembre de 1980. La víctima fue llevado a la DIP, donde fue golpeada reiteradamente y le exigían que aporte nombres de miembros del Partido Revolucionario de los Trabajadores, lugares de reunión y otros datos del mismo tenor.

También fue se tratado el caso de Maria Eugenia Ruiz Taboada, por el que están acusados Musa Azar y Garbi por privación ilegítima de la libertad y torturas.

Ruiz Taboada fue detenida por primera vez el 14 de diciembre de 1975 junto a su padre, con quien fue liberada a los tres días. La segunda detención ocurrió el 20 de junio de 1976 mientras estaba en su casa e ingresaron en forma violenta policías de civil.

La víctima fue trasladada a la DIP pero por las noches la llevaban a dormir al penal de mujeres. A mediados de 1978 fue derivada al penal de Devoto y  recuperó su libertad en diciembre de ese mismo año.

El caso de María Eugenia Ruiz Taboada se completa con los testimonios de Osvaldo Bernabé Corbalán, su esposo en aquella época, Pedro Rímini , ex integrante del Superior Tribunal de Justicia de la Provincia y Raúl Romero, actualmente juez provincial.

Recuerdos de la crueldad

El viernes 18 se trató el caso de Aurora Del Carmen Banegas, quien pidió declarar sin la presencia de público.

Banegas fue secuestrada de su domicilio junto a su novio de ese momento, hoy su esposo, Héctor Orlando Rízzolo. Ambos fueron trasladados a la DIP, donde fueron torturados y escucharon las quejas de otras personas víctimas del mismo trato. Banegas permaneció veinte días detenida ilegalmente en la DIP y fue liberada en la Plaza Libertad, en tanto que Rízzolo estuvo 25 días secuestrado.

En esa misma jornada el tribunal abordó el caso de Felipe Acuña, quien fue secuestrado el 4 de julio de 1976 y también conducido a la DIP.

Acuña fue liberado el 15 noviembre de 1976. Durante el lapso de su detención fue capturado su medio hermano Rafael Belindo Álvarez, quien permanece desaparecido.

Por este mismo caso también declaró Mario Álvarez, hermano del desaparecido Rafael Belindo. El testigo narró que en el afán de dar con su paradero la DIP secuestró a muchas personas, entre las cuales se encuentran un grupo de personas que integran el grupo de las víctimas en el presente juicio: Felipe Acuña, René Anibal Arévalo y Aurora Banegas.

El viernes pasado también brindó testimonio ante el tribunal Graciela Del Valle Ninich, quien fue detenida embarazada el día 1º de julio de 1976 en el Sanatorio Jozami de la ciudad de La Banda, mientras se encontraba internada en víspera del pronto nacimiento de su hijo. Una custodia policial aguardó en el nosocomio y, una vez que nació el niño, la víctima fue secuestrada.

El niño quedó bajo custodia de su familia y Ninich recién lo pudo volver a ver a los cinco años, cuando permitieron que ingrese a la cárcel en una vista de contacto. La mujer fue liberada el 9 de octubre de 1981, cinco años y medio después bajo el régimen de libertad vigilada. La libertad definitiva le fue otorgada en mayo de 1982.

Por último, el viernes pasado se trató el caso de Rina Angela Farías De More, quien fue detenida junto a su beba, Rita Josefina, y su hijo Gerardo Humberto, de 14 años, el 9 de agosto de 1976.

Los tres fueron llevados al DIP, y ella luego junto a su beba al penal de mujeres. Mientras permaneció allí no le brindaron ninguna información de su hijo adolescente. Cuando su hija cumplió un año la obligaron a que se la entregue a una familiar y no la pudo volver a ver hasta que recobró la libertad.