01 de febrero de 2023
01 de febrero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Se les imputa homicidios, privación ilegítima de la libertad y torturas, entre otros delitos
Santiago del Estero: revocan la falta de mérito y procesan a tres ex militares
La Cámara Federal de Tucumán dejó sin efecto una resolución del juez de Santiago del Estero que había favorecido a los ex militares Cayetano José Fiorini, Jorge Alberto D’Amico y Leopoldo Sánchez. Se investigan hechos ocurridos en Santiago del Estero, Tucumán y Catamarca.

La Cámara Federal de Apelaciones de Tucumán dispuso el procesamiento con prisión preventiva al ex segundo jefe del Batallón de Ingenieros 141 de Santiago del Estero, Cayetano José Fiorini, al ex mayor de ese órgano castrense, Jorge Alberto D’Amico, y al ex oficial del Destacamento 142 de Inteligencia, Leopoldo Sánchez, en una causa que en la que se investigan delitos cometidos durante la última dictadura cívico militar, entre ellos los homicidios de ocho personas.

La resolución dictada el 21 de agosto pasado por el tribunal compuesto por los jueces Ricardo Mario Sanjuan, Ernesto Clemente Wayar y Marina Cossio de Mercau surgió luego de la apelación del fiscal de primera Instancia de Santiago del Estero, Fernando Gimena, la querella y las defensas contra un fallo de 2011 del Juzgado Federal de Santiago del Estero, a cargo de Guillermo Molinari, quien había dictado la falta de mérito de los ex miembros del Ejército. El recurso de Gimena fue sostenido ante la Cámara por el fiscal general de Tucumán, Antonio Gustavo Gómez.

En su pronunciamiento, la Cámara ordenó el procesamiento con prisión preventiva de Fiorini como presunto autor mediato de los delitos de privación ilegítima de la libertad en perjuicio de Armando Archetti, Marta Azucena Castillo, Hugo Milcíades Concha, Santiago Augusto Díaz, Daniel Enrique Dicchiara, Mario Alejandro Giribaldi y Julio César Salomón en concurso real, “en el contexto de un plan sistemático de represión y del tipo del derecho internacional de la desaparición forzada de personas”.

En tanto, D’Amico y Sánchez fueron procesados por el homicidio calificado de Lidoro Oscar Aragón Navarro, Hugo Arnaldo Vega, Roberto Bugatti, Héctor Rubén Carabajal, Julio César Salomón, Abdala Auad, Dardo Exequiel Arias, Daniel Enrique Dicchiara y Mario Alejandro Giribaldi, como así también en calidad de autores mediatos de los delitos de violación de domicilio en perjuicio de Navarro, Vega, Bugatti, Giribaldi y Salomón; de los delitos de privación ilegítima de la libertad y torturas en perjuicio de Navarro, Vega, Armando Archetti, Marta Azucena Castillo, Santiago Augusto Díaz, Hugo Milciádes Concha, Arias, Auad, Bugatti, Carabajal, Dicchiara, Giribaldi, Guillermo Augusto Miguel y Salomón.

Asimismo, los tres imputados fueron procesados por asociación ilícita. El tribunal añadió que habrían “dominado la voluntad de los ejecutores materiales por encontrarse en posiciones estratégicas dentro de la estructura de poder”.

Las responsabilidades

Respecto a su intervención en los hechos investigados, los jueces señalaron que Fiorini era el Segundo Jefe del Batallón de Ingenieros 141, y, “específicamente, según surge de su legajo militar, estuvo a cargo desde el 1° de diciembre de 1975 hasta el 25 de noviembre de 1977, fecha en que fue trasladado a Buenos Aires”.

Fiorini era la segunda autoridad castrense en Santiago del Estero, “por lo que resulta inverosímil que ostentando tan importante función dentro de la estructura militar, no haya tenido conocimiento y responsabilidad alguna en los hechos investigados”, cuestionaron los magistrados.

A la misma conclusión llegaron los jueces en cuanto a D’Amico y Sánchez, “ambos militares con funciones de inteligencia dentro del Batallón 141, encargados de recabar la información de santiagueños que podrían ser considerados subversivos, enviando esa información al Batallón 601, desde donde se decidía las detenciones a realizar y ejecutando finalmente los procedimientos”.

D'Amico fue destinado a Santiago del Estero el 3 de diciembre de 1975, y a la fecha de los hechos era Mayor. Cumplió funciones en el Batallón 141 hasta el 5 de marzo de 1979, cuando fue trasladado a Córdoba.

En tanto que Sánchez, indica la resolución, era Sargento; desde 1974 y hasta 1978 se desempeñó en el "Destacamento de Inteligencia 142: órgano adelantado de Santiago del Estero". El imputado fue encargado del denominado grupo AEI de aquél organismo, cuyas siglas señalan la "Aptitud Especial de Inteligencia".