05 de febrero de 2023
05 de febrero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
El fallo había sido apelado por la Fiscalía
Tucumán: la Cámara Federal revocó el sobreseimiento de tres represores
Se trata del comisario inspector y ex jefe de la Superintendencia de Seguridad, Musa Azar; del comisario y ex segundo jefe del Departamento de Informaciones Policiales de la Policía de Santiago del Estero, Miguel Tomas Garbi, y del teniente e ex integrante del Área de Inteligencia del Ejército, Jorge Alberto D’Amico

La Cámara Federal de Tucumán, integrada por los jueces Ricardo San Juan,
Ernesto Clemente Wayar y Marina Cossio de Mercau, revocó el sobreseimiento de tres represores imputados por los delitos de violación de domicilio, privación ilegítima de la libertad y tormentos en perjuicio de María Rosa del Valle Ruiz de Álvarez en el marco del Operativo
Independencia. El Tribunal dispuso el procesamiento y la prisión preventiva del comisario inspector y ex jefe de la Superintendencia de Seguridad, Musa Azar; del comisario y ex segundo jefe del Departamento de Informaciones Policiales de la Policía de la Provincia de Santiago del Estero, Miguel Tomas Garbi, y del teniente e integrante del Área de Inteligencia del Ejército, Jorge Alberto D’Amico

Los jueces señalaron que “desde esa función y ubicación jerárquica conformaron uno de los rieles a través de los que transitaban las decisiones que dieron ejecución al plan sistemático de represión clandestina e ilegal, llevado a cabo mediante el terrorismo de Estado, por lo que a los mismos les cabe la responsabilidad como autores mediatos de los delitos enrostrados”.

Además, agregaron que “puede presumirse razonadamente que Musa Azar, Miguel Tomas Garbi y Jorge Alberto D'Amico tuvieron el dominio de los hechos porque controlaban la organización que los produjo”. La Cámara también advirtió que “el magistrado de grado no ponderó el mérito probatorio de pruebas incorporadas en la presente investigación”.

El fallo del juez había sido apelado por el fiscal Gustavo Gimena y sostenido por el fiscal ante la Cámara Gustavo Gómez. Ambos habían argumentado que el magistrado de primera instancia arribó a la decisión por interpretar insuficiente la prueba para incriminar los testimonios de las víctimas, cuando en las causas de lesa humanidad tienen un valor trascendental.

Los hechos

Conforme al relato de María Rosa del Valle Ruiz de Álvarez (esposa de Rafael Belindo Álvarez quien permanece desaparecido), el 19 de marzo de 1976, 50 hombres armados con ametralladoras encabezados por Garbi junto a otra persona que cree que era D’Amico ingresaron a su casa buscando a su marido y revisaron toda su vivienda pero no lo encontraron.
Sin embargo, a los tres días fueron a buscarla en un Peugeot 504 amarillo y, diciéndole que la llevan por un momento a tomarle una declaración, la hicieron subir al auto y le vendaron los ojos. Luego, condujeron unos minutos hasta que el auto entró en un garaje y la hicieron bajar.

Varias personas la interrogaron y la golpearon con patadas. Además, la amenazaron con cortarle la cabeza a sus hijos si no decía dónde estaba Belli.

Tras el interrogatorio la trasladaron vendada al penal de mujeres, la encerraron en una pequeña celda de dos por dos metros a la que no entraba luz y no había ni cama ni colchón ni silla, ni nada. En ese lugar permaneció durante una semana.

Durante el encierro, el mismo militar "petiso" que había estado en el allanamiento y que cree que se trata de D'Amico, le volvió a sugerir que diga dónde estaba su marido, así se ahorraba "seguir presa".