15 de septiembre de 2019
15 de septiembre de 2019 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
La Fiscalía General Nº 2 de Mendoza había pedido ocho años de prisión, la misma pena que se le impuso
Condenan al integrante de una banda narco que estuvo prófugo tres años
Integraba una organización dedicada al comercio de estupefacientes junto a otras personas que ya habían sido condenadas. Había logrado darse a la fuga cuando fueron detenidos con 286 kilos de marihuana, en 2014, y fue aprehendido tres años más tarde en Santa Fe.

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Mendoza condenó hoy a ocho años de prisión a una persona por transporte de estupefacientes con fines de comercialización. Claudio Carbonell integraba una banda dedicada al narcotráfico junto a otras personas que fueron apresadas en 2014 -y luego condenadas, pero logró darse a la fuga  y fue detenido tres años más tarde. En la causa intervino la Fiscalía General ante el Tribunal Oral en lo Criminal Federal Nº 2 de Mendoza, a cargo de Gloria André.

La investigación comenzó en 2013, cuando la policía tomó conocimiento de un grupo de personas que se dedicaría a la compra de precursores químicos para la cocción de pasta base y/o estiramiento de clorhidrato de cocaína. Las investigaciones permitieron señalar como principales responsables a Oscar y Favio Tordoya, quienes poseían una gran cantidad de denuncias anónimas en las que se los señalaba como integrantes de una banda dedicada a la cocción y venta de cocaína. 

Luego de intervenir las líneas telefónicas de ambos sospechosos, se pudo dar con la identidad de otras personas involucradas en la banda, entre los que se hallaban entre otros Pamela Valdiviezo, Mariana Tuneada, Alejandro Masuti y Claudio Carbonell. A través de las escuchas y las tareas de investigación pudo demostrarse que los dos últimos mantenían contactos con frecuencia para llevar a cabo maniobras de entrega de mercadería relacionadas con estupefacientes. 

El ahora condenado logró escapar de un procedimiento que culminó con el hallazgo de 286 kilos de marihuana.

El 18 de noviembre de 2014, Masuti y Carbonell debían encontrarse para coordinar una nueva entrega, cada uno en su respectivo vehículo. Luego de que el primero notase la presencia de fuerzas de seguridad en la zona, decidió comunicarlo a su socio, darse a la fuga y descargar en una acequia dos tachos de grandes dimensiones en cuyo interior se hallaron quinientos veinte ladrillos de marihuana con un peso total de 286,305 kilogramos. 

A partir de estos hallazgos, ese mismo día se dispuso una serie de operativos para detener tres vehículos que circulaban desde la ciudad de Mendoza hacia la zona este, junto con una lista de posibles ocupantes. Ello permitió la detención tras un breve seguimiento de Masuti junto a otros integrantes de la banda, como Nadya Andino, Joselino Rodríguez e Ignacio Tomás Soto. Carbonell logró darse a la fuga y fue detenido tres años más tarde, el 3 de octubre en la provincia de Santa Fe. 

El alegato de la fiscalía

En su alegato, la fiscal André afirmó que los hechos estudiados confirman la hipótesis formulada respecto al modus operandi para llevar a cabo el transporte de estupefacientes: la droga era transportada desde la región litoraleña por un grupo de personas comandadas por Carbonell. El transporte se realizaba mediante un vehículo que hacía las veces de “punta” en la ruta, informando los controles policiales al resto de los automóviles de la caravana, facilitando los desvíos necesarios o realizando un descanso en el recorrido hasta que el control policial culminaba. 

En sintonía con lo solicitado por el Ministerio Público Fiscal, el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Mendoza condenó a Carbonell a la pena de ocho años de prisión y multa de veinticinco mil pesos, al considerarlo autor penalmente responsable del delito de transporte de estupefacientes con fines de comercialización, agravado por la intervención de tres o más personas.