01 de febrero de 2023
01 de febrero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Destinado a las y los operadores judiciales y a todas las personas con interés en la temática
La Procuraduría de Narcocriminalidad presentó el informe “Narcocriminalidad y perspectiva de género”
El informe brinda herramientas jurídicas y casos concretos para identificar, comprender y abordar los problemas que se presentan cuando las mujeres cis, mujeres trans y travestis se encuentran involucradas en el tráfico ilícito de drogas. Además, ofrece un apartado normativo, con legislación y estándares internacionales, regionales y nacionales para atender estas problemáticas.

La Procuraduría de Narcocriminalidad (PROCUNAR) presentó el informe Narcocriminalidad y perspectiva de género, que apunta a servir como herramienta para la práctica de las y los operadores judiciales, brindando instrumentos jurídicos y casos concretos que sirvan para la incorporación de perspectiva de género y enfoque interseccional en la persecución, investigación y juzgamiento de hechos vinculados con el tráfico ilícito de sustancias estupefacientes y delitos conexos.

El informe es el resultado de una formación del Programa de capacitación en la temática de género y violencia contra las mujeres. Integración de los enfoques de género en la actuación del MPFN y su política criminal -"Ley Micaela", establecido en el Plan Estratégico de Capacitación del MPF –a cargo de la Dirección General de Capacitación y Escuela del MPF (DGCE)–, que dispone la implementación gradual de la perspectiva de género y la consideración primordial de los derechos de todos los grupos en situación de vulnerabilidad.

En el documento se recuperan los temas abarcados en la capacitación, que constituyen un recurso de relevancia para identificar, comprender y abordar los problemas que se presentan cuando las mujeres cis, mujeres trans y travestis se encuentran involucradas en el tráfico ilícito de drogas. Al respecto, el informe detalla y sistematiza la normativa y los estándares internacionales, regionales y nacionales para atender estas problemáticas.

Por otra parte, remarca la necesidad de incorporar la perspectiva de género, que considera fundamental e indispensable para un eficaz enjuiciamiento de los responsables de las maniobras narcocriminales.

El trabajo está destinado tanto a operadores judiciales como a todas las personas con interés en la temática y que requieran información para fines académicos, de investigación o de gestión.

Informe

En la primera parte del informe se desarrollan algunas definiciones relevantes y se detalla el marco normativo internacional, regional y nacional que regula el tráfico ilícito de drogas y la protección de derechos de las mujeres cis, mujeres trans y travestis. Entre las normas y disposiciones que exigen deberes jurídicos específicos, se destaca la incorporación de la perspectiva de género en el desempeño del sistema de justicia, en tanto parte del Estado Nacional y responsable de garantizar el derecho de acceso a la justicia.

El trabajo advierte que la participación de las mujeres en actividades ilícitas vinculadas a drogas puede darse en circunstancias de vulnerabilidad que generan las condiciones para que ellas accedan al mercado ilegal, muchas veces como único medio de supervivencia o introducidas a la fuerza.

También se describe el proceso de transversalización del enfoque de género en las políticas de drogas a nivel internacional y regional, y se detallan los instrumentos que plantean obligaciones o recomendaciones específicas al respecto. Se trata del proceso de incorporación progresiva del enfoque de género en los instrumentos jurídicos del sistema de protección internacional de derechos humanos, que incluye al cuerpo normativo que regula el tráfico de drogas, tanto en los programas y convenciones del sistema internacional (de la Organización de las Naciones Unidas) como del interamericano (en la Organización de los Estados Americanos).

Luego, el documento presenta una serie de ejes problemáticos detectados cuando esta población vulnerada se encuentra involucrada en esas actividades ilícitas, junto con los desafíos y exigencias que estos problemas significan para el sistema de administración de justicia, tomando como ejemplo algunos casos paradigmáticos.

En la tercera parte, se plantean las conclusiones surgidas del análisis de los casos y de la evaluación de las herramientas disponibles para la acción. A su vez, se exponen propuestas para revisar y modificar las prácticas judiciales que criminalizan de forma desigual y desproporcionada a las mujeres cis, mujeres trans y travestis que participan en actividades del mercado del tráfico ilícito de drogas, por razones de género y sexualidad, entre otros aspectos.

Por último, de forma complementaria, el informe contiene un anexo final, en el que se arrojan datos estadísticos sobre los procesos de encarcelamiento por delitos relativos al tráfico ilícito de drogas en Argentina, en el que muestra el alcance de la respuesta penal y el impacto diferencial de la política de drogas sobre determinados grupos.

Estado de vulnerabilidad

El informe advierte que la participación de las mujeres en actividades ilícitas vinculadas a drogas puede darse en circunstancias de vulnerabilidad –socio económica, afectiva, psíquica, etcétera– que generan las condiciones para que ellas accedan al mercado ilegal, muchas veces como único medio de supervivencia o introducidas a la fuerza, como en el caso de las víctimas de trata de personas.

En este sentido, el informe analiza la intervención del sistema de justicia penal en los escenarios problemáticos, como pueden ser: situaciones de ingesta de estupefacientes; delitos de drogas cometidos por mujeres víctimas de trata de personas, también debido a contextos de extrema vulnerabilidad económica y/o de problemáticas familiares; víctimas de violencia de género imputadas por delitos de drogas, así como por situaciones de engaño y/o coacción; imputaciones sin demostración efectiva de la participación en la acción ilícita, que han recibido la denominación “mujeres de las circunstancias”; mujeres trans o travestis imputadas por delitos de drogas; problemas relativos al acceso a la prisión domiciliaria; y finalmente aquellas situaciones en las que se encuentran las mujeres extranjeras privadas de su libertad que no residen en Argentina.