08 de agosto de 2022
08 de agosto de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Más de 80 allanamientos y unas treinta personas detenidas
Los fiscales Crous y Murray participaron del megaoperativo en Rosario
El titular de la Procunar y el fiscal Murray siguieron las operaciones que involucraron a unos 3000 agentes de fuerzas de seguridad federales desplegados para recuperar territorios y resentir la cadena de comercialización de estupefacientes, en el marco de una investigación dirigida por los fiscales federales de Rosario.

El titular de la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar), Félix Crous, y el fiscal Juan Murray, monitorearon hoy junto al secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, el megaoperativo llevado a cabo en la ciudad de Rosario, que incluyó más de 80 allanamientos y culminó con unas treinta personas detenidas por su relación con el tráfico de estupefacientes.

Los allanamientos fueron ordenados por los jueces federales de esa ciudad, Carlos Vera Barros y Marcelo Martín Bailaque, a pedido de los fiscales Mario Gambacorta y Marcelo Degiovanni.

Unos tres mil efectivos de la Gendarmería Nacional, la Prefectura Naval, la Policía de Seguridad Aeroportuaria y la Policía Federal trabajaron en forma coordinada en los procedimientos, tendientes a la desarticulación de "bunkers" destinados a la comercialización de estupefacientes y a la recuperación del control estatal de los territorios. Al igual que en otros procedimientos, se desplegaron agentes de fuerzas federales sin vínculos en la zona.

Las operaciones de hoy son la fase de un plan elaborado a lo largo de meses, en el marco de la investigación encabezada por las fiscalías federales de Rosario sobre la producción y venta de estupefacientes en esa ciudad. Una primera parte del plan fue concretada con el desbaratamiento de los proveedores en procedimientos célebres como Flipper y Reina Isabel.

Las tareas contaron con el apoyo aéreo de seis helicópteros que sobrevolaron distintas zonas de la ciudad. El centro de operaciones fue montado en la jefatura local de la Prefectura Naval, tras un sigiloso despliegue de los cientos de efectivos de las fuerzas de seguridad federales que desarrollaron los operativos ordenados por los jueces.