08 de febrero de 2023
08 de febrero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
La fiscal general Gloria André participó en el juicio en representación del MPF
Mendoza: penas de hasta siete años de prisión para una banda por el transporte de 16 kilos de cocaína
Dos de los cuatro condenados fueron detenidos por Gendarmería en un control sobre la Ruta Nacional N° 40 mientras trasladaban el estupefaciente, en 2019. El tribunal también decomisó dos vehículos, 35 mil dólares y 180 mil pesos.

El Tribunal Oral Criminal Federal N°2 de Mendoza condenó a penas de hasta siete años de prisión a cuatro personas  por transporte de estupefacientes agravado por la cantidad de intervinientes. La banda fue desarticulada luego de que dos de sus integrantes fueran detenidos por Gendarmería en un operativo sobre la Ruta Nacional N° 40 mientras trasladaban dieciséis kilos de cocaína. En la causa intervino la Fiscalía General N° 2, interinamente a cargo de María Gloria André.

El tribunal respetó el pedido de penas presentado por la fiscalía en su alegatp y condenó a Samuel y David Fajardo Vilaja y José Raúl Vidal Flores a siete años de prisión al hallarlos coautores penalmente responsables de transporte de estupefacientes agravado por la intervención de tres o más personas. En sintonía con lo solicitado por André, Fernando Fajardo Vilaja recibió una pena de un año de prisión en suspenso más reglas de conducta por encubrimiento, y se ordenó además el decomiso de dos vehículos como también del dinero secuestrado.

La causa tuvo origen el 4 de septiembre de 2019. Ese día por la madrugada personal de Gendarmería Nacional efectuaba un control público preventivo sobre el Km. 3310 de la ruta nacional N° 40, a la altura de la localidad de El Borbollón. Allí se detuvo la marcha de dos vehículos: el primero era un automóvil Toyota Corolla blanco conducido por un hombre; el segundo, una camioneta Toyota Hilux en la que viajaban otras dos personas. 

Al efectuar el control de documentación de la camioneta, el conductor se identificó como Samuel Fajardo Vilaja y manifestó que no poseía documento nacional de identidad, lo que motivó un control más intensivo. Así, se encontró acostado en el asiento trasero a otra persona, luego identificada como José Raúl Vidal, que se negaba a bajarse del vehículo. Luego de lograr que descendiera, Vidal quiso darse a la fuga, pero finalmente fue detenido por Gendarmería a los pocos metros. 

Acto seguido, se procedió a registrar el interior de la camioneta, donde se encontró en su parte trasera una bolsa de nylon que contenía cuatro paquetes de cocaína compactada en envoltorios rectangulares, y una mochila con otros once paquetes de las mismas características. Ante el hallazgo, el personal de Gendarmería preguntó a quiénes pertenecían los estupefacientes, a lo que Vidal manifestó que a la persona que manejaba el Corolla. Cuando el personal se acercó al auto, notó que se encontraba vacío y con la ventanilla derecha abierta, por lo que dedujo que su conductor se había dado a la fuga sin que lo detectaran.  

Luego, los dos detenidos fueron trasladados al Escuadrón Núcleo Mendoza de Gendarmería Nacional, donde fueron revisados corporalmente, se les incautó dinero en efectivo en divisa local y extranjera, teléfonos celulares  y documentación referida a un tercer vehículo automotor. Luego de corroborar que la Hilux figuraba a nombre de David Fajardo Vilaja, se efectuó un control en profundidad del vehículo donde se hallaron libretas con anotaciones, otro teléfono celular y un cheque sin cobrar. Al mismo tiempo se pesó la totalidad de los paquetes de cocaína hallados, que arrojaron un peso de 16.2 kilogramos. 

Tras comprobar que en el Toyota Corolla se encontraba un boleto de compraventa a nombre de Fernando Fajardo Vilaja, hermano del conductor de la camioneta Hilux, cuya casa se ordenó allanar en la localidad de Guaymallén. En la vivienda se incautaron una balanza de precisión, una chapa patente, chequeras y un boleto de compraventa en blanco. Ese mismo día también se allanó el domicilio de Fernando Fajardo, donde se hallaron treinta y cinco mil dólares en fajos de billetes cien guardados en una bolsa de  tela dentro de un placard, cuatro fajos de pesos argentinos por un total de ciento ochenta mil pesos, una billetera, teléfonos celulares y documentación perteneciente a David Fajardo Vilaja. En otro cajón se halló más dinero en efectivo y teléfonos móviles, junto con una balanza digital hallada en la cocina. 

Los cuatro hombres fueron imputados por el delito de transporte de estupefacientes agravado por la intervención de tres o más personas, en calidad de coautores. De acuerdo al requerimiento de elevación a juicio de la fiscal María Alejandra Obregón, titular de la Fiscalía Federal N° 1 de Mendoza, tanto José Vidal Flores como Samuel Fajardo se encontraban en poder directo de la droga secuestrada con capacidad de disponer de ella. Si bien Vidal al ampliar su declaración desdijo su declaración inicial y aseguró que el estupefaciente era de su propiedad, para el Ministerio Público Fiscal no fue más que un intento de desligar a los hermanos Fajardo. 

El juicio

En su alegato, la fiscal Gloria André mantuvo el pedido de penas para tres de los imputados, pero realizó además una modificación respecto a uno de ellos. De acuerdo al planteo de la fiscalía, quien venía conduciendo el Toyota Corolla era David Fajardo Vilaja, de acuerdo a la prueba que se produjo en el juicio y las pericias telefónicas realizadas.

De esta manera, el aporte de Fernando Fajardo se tradujo a una colaboración para ocultar el bolso con dinero que le entregó su hermano David, que fue hallado en su casa junto con documentación a su nombre. Según esta hipótesis fiscal, luego de haberse dado a la fuga durante el operativo de Gendamería, y sabiendo que su domicilio sería allanado, David Fajardo habría hecho entrega de esos elementos para que no fueran encontrados en la requisa de su hogar.