21 de septiembre de 2020
21 de septiembre de 2020 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Interviene la Fiscalía Federal de esa ciudad
Paso de los Libres: procesaron a tres personas acusadas de integrar una banda dedicada al narcotráfico
De acuerdo a la resolución, la organización habría operado desde 2012 hasta julio de este año, cuando fue desbaratada. También se dispusieron embargos y el decomiso de vehículos. La pesquisa comenzó luego de que en un programa de radio local se promocionase a una persona que realizaba venta de estupefacientes en la modalidad de delivery.

El Juzgado Federal de Paso de los Libres dictó el procesamiento de tres personas acusadas de integrar una banda dedicada al narcotráfico. A los tres hombres se les endilga ser parte de una organización que vendía marihuana, cocaína y drogas de diseño en la ciudad correntina a través de un sistema de envío a domicilio y también al menudeo. En la causa interviene la Fiscalía Federal de Primera Instancia con asiento en esa ciudad, a cargo de Aníbal Fabián Martínez.

El juez Gustavo del Corazón de Jesús Fresneda calificó los hechos como tenencia y comercialización de estupefacientes, con el agravante de haber sido realizado por tres o más personas, en calidad de coautores, por lo que se les dictó prisión preventiva. Se dispuso además trabar un embargo de ochocientos mil pesos para unos de los imputados, y otros de quinientos mil pesos para los otros dos, como así también el decomiso de vehículos. 

La pesquisa

En la investigación se anexaron varias causas. La principal de ellas se originó el 28 de noviembre de 2012 cuando la Fiscalía Federal recibió un informe de la Policía Federal Argentina que daba cuenta de que en un programa radial de la FM Radio Activa se nombraba en reiteradas oportunidades a una persona que realizaba delivery de estupefacientes en esa ciudad. La investigación indicó que era posible que se tratase de un hombre apodado “Naja”, que luego resultó ser Miguel Ángel García, residente del barrio 96 Vivienda. Las causas posteriores permitieron saber que otro hombre apodado “Beibi”, José María Barrios, comercializaría estupefacientes en el mismo domicilio que el anterior. 

A raíz de las escuchas ordenadas en la causa pudo establecerse además que Barrios contaría con armas e informantes que podrían pertenecer a alguna institución policial. En 2013 se ordenó el allanamiento de su domicilio, en la que se encontró a su hermano -en ese entonces menor de edad-, y de donde se incautaron numerosos teléfonos celulares, bolsas de plástico, rollos de cinta de embalar y demás sustancias de fraccionamiento. 

En marzo de 2015, mientras se realizaba una tarea de investigación en la puerta del domicilio de García, se vio salir del lugar a dos personas en una moto de baja cilindrada. Luego de que agentes policiales se identificasen y dieran la voz de alto, iniciaron una fuga y mientras eran perseguidos el ocupante de la moto arrojó una mochila antes de lograr huir. Ante la presencia de testigos, se comprobó que en su interior se encontraba un ladrillo cubierto con cinta de embalaje con 966 gramos de picadura de marihuana. 

Aunque el Ministerio Público Fiscal formuló el requerimiento de instrucción penal contra García y Barrios en 2015, la justicia decidió no hacer lugar y pasar a la fiscalía para continuar con las investigaciones. Cuando el expediente estaba pronto a ser archivado en 2019, decidió ordenarse tareas de investigación para saber si ambos acusados continuaban en la supuesta comercialización de estupefacientes. Así fue que pudo descubrirse que García realizaría compras de sustancias en grandes cantidades que luego repartía tanto en Pasos de los Libres como también a clientes en la localidad de Chajarí, en Entre Ríos. Barrios, por su parte, continuaría comercializando estupefacientes para García, ahora también junto a su hermano Ricardo, al menos desde 2017. 

Allanamientos y detenciones

Ante estos hechos, el 2 de julio de 2020 se dispuso la acumulación de las causas y se solicitó una serie de allanamientos, que se llevaron a cabo el 13 de ese mismo mes. García se encontraba presente en su domicilio cuando se incautaron ocho teléfonos celulares, una libreta con anotaciones, dos envoltorios de nylon con restos de clorhidrato de cocaína, una balanza de precisión y más de cien mil pesos en efectivo. En la vivienda de Barrios, en tanto, se hallaron dos automóviles, tres motocicletas, dos computadoras portátiles, seis teléfonos celulares y más dinero en efectivo. Ni José María Barrios ni su hermano pudieron ser interceptados al momento del operativo, pero fueron detenidos a principios de este mes.

De acuerdo al Juzgado Federal, existen pruebas concretas de que el grupo había funcionado con permanencia en el tiempo y división funcional de roles con fecha de inicio indeterminada, pero al menos desde noviembre de 2012 a julio de 2020. Esta organización contó con distintos eslabones, con miembros con roles establecidos de forma flexible y habría tenido como objetivo la tenencia y posterior comercialización de estupefacientes en distintas modalidades de narcomenudeo y ventas en modalidad delivery en Paso de los Libres.