14 de junio de 2024
14 de junio de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Carlos Amad y Soledad Cabezas representaron al MPF en el juicio
Salta: cuatro años y seis meses de prisión para dos personas que intentaron traficar tres kilos de cocaína
Fueron detenidos en marzo de 2018 mientras intentaban trasladar el cargamento escondido dentro del capot de un automóvil.

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal N° 2 de Salta condenó a cuatro años y medio y cuatro años de prisión, respectivamente, a dos personas acusadas por delito de tráfico de estupefacientes luego de que fueran detenidos mientras transportaban tres kilos de clorhidrato de cocaína. Los jueces hicieron lugar al pedido de penas solicitado por Carlos Amad, titular de la Fiscalía General de Salta, que intervino con la colaboración de la auxiliar fiscal Soledad Cabezas. 

La causa se desprende de otra investigación en la que se tomó conocimiento de que un hombre llamado Oscar Sacarías y su mujer realizaban viajes a la ciudad de Salta desde Orán para abastecer de estupefaciente a distintas personas, entre ellas, Ariel Ramírez y Gabriel Cala.  El 17 de marzo de 2018, Ramírez llegó a la localidad de Orán a las 3 de la mañana a bordo de un Fiat Linea para pasar la noche junto a una mujer mayor y dos menores de edad, con destino final Salta. 

La policía comisionó personal de vigilancia en el peaje Aunor, por donde pasó el autor al día siguiente al mediodía. Tras seguirlo con personal en moto, se pudo observar que Ramírez se dirigió hacia el pasaje Rosario de Lerma 772,  viviría Ramón Ortega, alias “Ruli”. El policía encargado de seguir a Ramírez vio llegar al lugar a una persona investigada llamada Gabriel Cala, a bordo de un Volkswagen Cross Fox. Luego de entablar una conversación con Ramírez y Ortega, levantaron el capot del Fiat Línea y manipularon el interior del motor por varios minutos, hasta que Cala se retiró del lugar y se dirigió al Barrio Santa Victoria, donde residía. 

También se pudo ver cómo Ramírez abordaba de nuevo el Fiat Línea en dirección a la localidad de General Güemes, hasta que el personal de prevención lo perdió de vista. Diez minutos más tarde, los agentes apostados en el peaje AUNOR vieron pasar a Cala en el Cross Fox en la misma dirección. Bajo la suposición de que ambos vehículos se dirigían a la ciudad de Santiago del Estero, se requirió al titular de la División Drogas Peligrosas de Metán que se realizase un control vehicular en el acceso de esa ciudad a fin de detener ambos rodados.

Momentos más tarde, el personal de Metán interceptó el Cross Fox en el que Cala se encontraba con una mujer. Pasados unos cinco minutos, se detuvo la marcha del Fiat Línea en el que Ramírez viajaba con su mujer y dos de sus hijos. Ante la presencia de testigos, se trasladaron ambos automóviles a la Base Operativa de la División de Drogas Peligrosas de Metan, donde se identificó a los ocupantes de cada vehículo.

Posteriormente, se revisó el interior del rodado Fiat Línea no hallándose nada. Seguidamente, el can antinarcóticos “Pampa” señaló que en la parte delantera del auto podría haber oculta alguna sustancia ilegal. Tras abrir el capot se encontró en la zona plástica que encastra los limpiaparabrisas la presencia de tornillos flojos, lo que motivó a que se retire la tapa, hallándose 3 envoltorios rectangulares tipo ladrillo, cubiertos con cinta aisladora de color negra, los cuales tenían en su interior sustancia blanquecina. Las pericias arrojaron como resultado que se trataba de 3,088 kilogramos de cocaína con una concentración de pureza de entre el 56 y el 86 por ciento. 

A pedido del fiscal Amad, el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N° 2 de Salta condenó a Cala y a Ramírez a cuatro y años y seis meses y cuatro años respectivamente por el delito de transporte de estupefacientes. Además, también se ordenó el decomiso de los dos vehículos utilizados por los imputados al momento de ser detenidos.