08 de febrero de 2023
08 de febrero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
La red fue desbaratada en el operativo "Reina Isabel"
Santa Fe: procesaron a un policía que pasaba información a una organización narcocriminal
Germán Almirón está acusado de informar a la banda sobre los movimientos de los patrulleros de la Policía de Santa Fe que hacían "peligrar en su momento las pesquisas, entre otras circunstancias que revelan su aporte en el tráfico ilícito de estupefacientes”

El juez Federal de Rosario, Carlos Vera Barros, procesó con prisión preventiva al policía de Santa Fe Germán Matías Almirón, acusado por comercio de estupefacientes en el marco de la organización narcocriminal desbaratada el año pasado durante el operativo denominado "Reina Isabel"Almirón está imputado por haber brindado información para proteger a la organización que integraban los también procesados Julio César Feldkircher, Reina Isabel Quebedo, Cristian Palomeque, Sergio Galarza, Griselda Barbora Vergara y Mercedes Quinterios.

Según se pudo probar en la causa instruida por los fiscales Federales de Rosario con la asistencia de la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar), el policía pasaba información a la banda sobre la identificación de vehículos de fuerzas de seguridad, en particular de la Policía provincial, desde los que se realizaban seguimientos en el marco de la investigación judicial. Esas comunicaciones hacían “peligrar en su momento las pesquisas, entre otras circunstancias que revelan su aporte en el tráfico ilícito de estupefacientes”, señaló el juez Vera Barros en la resolución.

A partir de los informes realizados por la División Operaciones Federales de la Superintendencia de Drogas Peligrosas de la Policía Federal Argentina y los peritajes, se estableció la vinculación entre los apodos del “RUSO” y “FER”, con los que se identificó en un primer momento a Almirón.

En otro apartado del escrito, el magistrado consideró que los dichos vertidos por Almirón en los que negó su vinculación al hecho que se le imputa, carecen “de pruebas que lo avalen”. Más aún, estimó que el policía integraba la organización criminal en calidad de “coautor”, situación agravada por ser un funcionario público encargado de la prevención de esos delitos.