05 de diciembre de 2022
05 de diciembre de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Intervino la fiscala Iara Silvestre
Santa Rosa: declararon reincidente e impusieron una pena única de ocho años y seis meses de prisión a un hombre por tenencia de estupefacientes con fines de comercialización
Al cabo de un nuevo juicio, el imputado fue sentenciado por el Tribunal Oral Federal a cinco años y seis meses de prisión. Cometió el delito tres días después de haber accedido a la libertad condicional en una causa en la que se lo había condenado por la misma conducta a seis años de prisión. Ambas penas fueron unificadas en la últiima sentencia.

El Tribunal Oral Federal de Santa Rosa, integrado de forma unipersonal por el juez Marcos Aguerrido, sentenció a cinco años y seis meses de prisión a un hombre -que fue declarado reincidente- por la comisión del delito de tenencia con fines comercialización de estupefacientes que cometió a tres días de haber obtenido su libertad condicional. De tal forma, al no haber completado su anterior condena, el magistrado unificó las penas en una única de ocho años y seis meses de prisión. En representación del Ministerio Público Fiscal intervino la fiscal federal Iara Silvestre, quien subroga la fiscalía general ante ese tribunal, y había solicitado una condena a seis años de prisión.

El sujeto ahora condenado había sido detenido en el 2018 para cumplir una condena de seis años de prisión por haber cometido el mismo delito calificado por haber sido cometido sirviéndose de un menor de dieciocho años de edad.

Según el fallo, el imputado, cuya condena se encontraba firme y expiraba en junio de 2023, usufructuó la prisión domiciliaria desde el 2019 y cometió el ilícito el 20 de septiembre de 2020, a tres días de haber recibido la libertad condicional.

Ese día el imputado fue detenido por la Policía provincial mientras manejaba una camioneta Fiat Toro e intentó fugarse cuando la fuerza de seguridad intentó identificarlo. Ello ocurrió a causa de una denuncia anónima que realizó un vecino para alertar sobre la “actitud sospechosa” de quien conducía el vehículo.

En la requisa del auto, la policía encontró sustancia de supuestos estupefacientes esparcidos en todo el vehículo y una bolsa con un trozo compacto de 164 gramos de supuesta cocaína que había sido descartada en el camino. Durante el allanamiento del domicilio del imputado se encontró un depósito de herramientas, envoltorios de cocaína y, dentro de una aspiradora, un pan de marihuana con un peso de 814 gramos. Además, en la casa se encontraba estacionada una camioneta Renault Scenic perteneciente al imputado, en cuyo interior había un pan de marihuana en el asiento trasero de un peso de 657 gramos y otros dos panes de la misma droga ocultos en un compartimiento, de 574 y 662 gramos.

Los análisis posteriores de laboratorio realizados mediante un peritaje de la Gendarmería Nacional sobre la supuesta cocaína secuestrada en la camioneta Fiat Toro -que había dado positivo en el test preliminar- resultaron negativos, mientras que se confirmó que eran de marihuana los panes que fueron hallados dentro de la casa del imputado y en la camioneta Renault Scenic.

En la sentencia, el juez Marcos Aguerrido dispuso que se decomisen ambas camionetas que sirvieron como instrumento para la comisión del delito, tal como lo había requerido la fiscal en su alegato.