27 de febrero de 2024
27 de febrero de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
El aporte forense a la investigación
Continúan las jornadas de capacitación orientadas al nuevo sistema acusatorio
La fiscal de instrucción, Cristina Caamaño, inauguró las jornadas “Aportes de los laboratorios forenses a la investigación fiscal” y resaltó la importancia de la nueva Dirección de Apoyo Técnico a las Investigaciones Fiscales del MPF (DATIF) que ella preside.

La actividad organizada por la Dirección de Capacitación Fiscal Estratégica (DCFE) está a cargo de un equipo de docentes encabezado por la médica forense e integrante de la DATIF, Virginia Creimer. Los talleres teórico-prácticos se extenderán por dos encuentros más, programados para el 25 de marzo y el 1 de abril próximo, y forman parte de la capacitación propuesta este año en el camino de transición hacia el nuevo sistema acusatorio.

El objetivo de este nuevo ciclo es reemplazar el perfil de profesional del derecho promovido hasta el presente —signado por una enseñanza donde el flujo de conocimientos resultaba unidireccional y se reducía a la información—, por otro diferenciado, donde el operador no debe perder su función social, para lo cual debe poseer las herramientas y la decisión de implementar conceptos criminológicos y criminalísticos mediante el uso de una dialéctica interdisciplinaria y ágil.

Caamaño señaló que la DATIF, creada por resolución en octubre del año pasado por la procuradora general, Alejandra Gils Carbó, será una “auxiliar del trabajo del fiscal. Una herramienta para que los fiscales se apoyen” dijo y remarcó: “Viene a articular, no a reemplazar al fiscal, el trabajo con otros organismos”.

A su turno, Creimer señaló que “seremos una herramienta más, tienen que saber usarnos. Nosotros somos la pata forense del MPF. Es algo nuevo”. Y a continuación enumeró las distintas posibilidades de intervención que tendría la DATIF en cuanto “al reconocimiento médico-legal, asesoramiento forense, la intervención en pericias de campo como autopsias, exhumaciones, escena del crimen, etc.”

Creimer hizo hincapié en la necesidad de generar una red de ciencias forenses: “Podemos tener los mejores equipos pero los recursos humanos tienen que tener la mejor calidad existente, sin creernos dueños de los conocimientos”, dijo y siguió: “Por eso hay que articular con otras fuerzas. Este es un trabajo en red. Los técnicos tenemos que estar interconectados”.

La actividad concluyó ayer con la muestra de aparatos tecnológicos de última generación que detectan distintos tipos de estupefacientes y con un laboratorio de delitos contra la integridad sexual.

En el segundo encuentro, los temas serán los aportes de los laboratorios químicos, genéticos y de imagen forense a la investigación fiscal y las nuevas herramientas para el estudio del ciberdelito. Por último, el 1 de abril, la jornada tratará los aportes de los laboratorios de microscopía electrónica de barrido, lugar del hecho, rastros, cadena de custodia y balística forense.

El grupo de docentes que acompañan a Creimer está conformado por Rosana Corazza, Iván Krbavcic, Cecilia Olcese, Pablo Rossi Case, Patricio Sarapura, Lucas Basanta, Gastón Baria, Valeria Calaón Moscowa, Patricia Gallardo, Laura Arbués, Maylén Rosales y Eugenia Carignano.