07 de diciembre de 2022
07 de diciembre de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Organizado por el Conicet
Cristina Caamaño participó de la apertura del Primer Simposio Nacional de Ciencia y Justicia
La fiscal fue invitada en su rol de titular de la Dirección General de Investigación y Apoyo Tecnológico a la Investigación Penal (DATIP), que tiene un convenio con la entidad.

La fiscal Cristina Caamaño, titular de la Dirección General de Investigación y Apoyo Tecnológico a la Investigación Penal (DATIP), participó hoy de la apertura del Primer Simposio Nacional de Ciencia y Justicia, que organiza el Conicet y se desarrollará hasta mañana en el Centro Cultural de la Ciencia ubicado en el barrio porteño de Palermo. El evento convocó a especialistas, científicos, tecnólogos y juristas argentinos y extranjeros a exponer y compartir experiencias en casos judiciales donde los saberes “no jurídicos colaboraron para la solución en juicios de alta complejidad o relevancia institucional”.

La representante del Ministerio Público Fiscal explicó que la DATIP fue pensada como un área de apoyo científico y tecnológico para las fiscalías, las unidades especializadas y las procuradurías del organismo. En ese sentido, detalló que los estudios que con mayor frecuencia le son solicitados al área,  son elaborados con recursos propios. Por ejemplo, balísticos, químicos y toxicológicos –como en la causa “Time Warp”- y en materia de medicina y psiquiatría forense -principalmente referidos a la prisión domiciliaria en causas de Lesa Humanidad-. La determinación de niveles de contaminación de aguas en el cordón industrial del gran Rosario, la medición de radiaciones ionizantes en antenas de telefonía móvil y análisis de datos masivos informáticos fueron otras de las intervenciones requeridas por los fiscales a la DATIP.

En ese marco, la funcionaria explicó que la labor de la Dirección a su cargo se centra en brindar asistencia investigativa y científico-tecnológica a los y las fiscales con asesores propios o a través de consultorías externas, y en colaborar en el asesoramiento para la elaboración de las hipótesis acusatorias y para la propuesta de medidas probatorias que sean racionales y consecuentes con esas hipótesis.

En otro tramo de su exposición, Caamaño señaló: “No hay seguridad sin tecnología. Hasta que no tengamos equipos tecnológicos nos vamos a seguir basando en el olfato policía. Si queremos seguridad necesitamos equipamiento que nos asegure que el detenido fue el que cometió el delito, porque a los narcotraficantes, falsificadores, evasores es muy difícil perseguirlos sin tecnología”.

Finalmente, explicó para hacer frente a todos los requerimientos, “el MPF necesita del acompañamiento del CONICET para el ‘armado’ y puesta en marcha de Laboratorios Forenses propios”.