19 de julio de 2024
19 de julio de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Funciona en la órbita de la Dirección General de Investigaciones y Apoyo a la Investigación Penal
El Centro de Análisis de Datos Masivos procesó y analizó casi 5 millones de registros
El CADAM sistematiza la información disponible en causas judiciales a requerimiento de los fiscales y las procuradurías, para profundizar líneas de investigación y generar pruebas desde una perspectiva interdisciplinaria.

En agosto del año pasado comenzó a funcionar en la órbita de la Dirección General de Investigaciones y Apoyo Tecnológico a la Investigación Penal (DATIP) un grupo de trabajo especializado en el procesamiento y análisis de datos, con una perspectiva interdisciplinaria que incluye conocimientos jurídicos, de las metodologías de investigación social y la computación. Se trata del Centro de Análisis de Datos Masivos (CADAM), que adoptó su nombre en diciembre cuando se formalizó su organización frente a los requerimientos de asistencia.

El objeto central del CADAM es interpretar las necesidades de los operadores fiscales y trabajar con los datos disponibles en las causas judiciales para procesarlos y transformarlos en información útil para profundizar líneas de investigación, generar prueba y fortalecer las hipótesis de acusación fiscal. Un equipo de gestión de casos se ocupa de dar respuesta concreta a los grupos de investigadores de la DATIP, de las procuradurías y de las fiscalías para poder abordar datos voluminosos y difícilmente tratables de modo manual o sin cierta experticia técnica, que permita garantizar la no propagación de errores, la coherencia de la información y su estabilidad de formatos.

Por otro lado, el equipo de desarrolladores analiza la estructura y los diversos formatos en que llegan los datos a manos de los investigadores, y generan aplicaciones y software de desarrollo propio para su administración segura. Este grupo concentró sus tareas en la estabilización de diversos procesos, como la información asociada a telefonía y barrido de antenas -es decir el registro de llamadas entrantes y salientes, mensajes de texto, datos de titularidad, análisis de celdas, tráfico de IMEI-; análisis de mensajería instantánea y agenda de contactos -se desarrollaron herramientas de software propio que permiten “levantar” información de las copias forenses de telefonía celular para un análisis sistemático de la mensajería instantánea contenida en Whatsapp, Telegram, Google Plus, Facebook chat, Messenger, etc.-; análisis de tráfico de IP -a fin de determinar patrones temporales de conexión a redes sociales, domicilios vinculados a IP, asociación de identidades reales a identidades virtuales o supuestos de multiplicidad de identidades virtuales- y gestión de base de datos y tablas relacionales -para extraer datos relevantes de documentación voluminosa y construir información útil para los investigadores-.

El CADAM analiza la estructura y los formatos en que llegan los datos a manos de los investigadores, y genera aplicaciones y software de desarrollo para su administración segura.

Análisis de datos voluminosos

El primer informe de gestión de la flamante área de la DATIP -que encabeza la fiscal Cristina Caamaño- abarca el período comprendido entre los meses de septiembre del año pasado y marzo del corriente. El documento da cuenta de que los 40 casos trabajados implicaron el procesamiento y tratamiento de casi 5 millones de datos, distribuidos en investigaciones federales y por criminalidad grave y organizada -como secuestros extorsivos, narcotráfico, trata de personas, entre otros- y causas  que tramitan ante el fuero ordinario -homicidios y un caso de grooming ante una fiscalía de distrito-.

Al respecto, el CADAM destacó que la variabilidad del volumen de datos depende de las especificidades de cada investigación. Por ejemplo, en 2016 hubo un caso por averiguación de paradero que implicó el tratamiento de 3 millones 100 mil datos, aproximadamente.