16 de julio de 2024
16 de julio de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
El curso se realizó este mes en el Salón Nelly Ortiz
Finalizaron las Jornadas sobre “la actuación interdisciplinaria en el MPF con relación a la víctima"
Fueron dictadas de manera conjunta por el equipo de DOVIC e integrantes del Centro de Asistencia a Víctimas de Violaciones de Derechos Humanos "Dr. Fernando Ulloa", dependiente de la Secretaría de Derechos Humanos. Allí se pusieron de resalto los nuevos desafíos que supone para el MPF el nuevo rol asignado a víctimas y la importancia de la interdisciplina como herramienta para su abordaje integral.

El martes pasado concluyeron las jornadas de capacitación referidas al nuevo rol asignado a las víctimas de cara a la implementación del nuevo sistema procesal penal, de cuño adversarial. El curso, del que participaron funcionarios y empleados del Ministerio Público Fiscal, se desarrolló durante los días 8, 15 y 22 de septiembre y contó con la intervención de los abogados de DOVIC Florencia Duran y Raúl Salinas, y de las licenciadas en psicología del Centro Ulloa Julieta Calmells y Laura Vázquez.

En el marco de los encuentros, se describieron las actividades y áreas de DOVIC y se identificaron algunas de las dificultades heredadas de la tradición inquisitiva tales como el escrituralismo, la confiscación del conflicto a sus protagonistas, el trato de objeto de prueba dado a denunciantes y testigos, la búsqueda de una “verdad material objetiva”, la verticalidad y jerarquía de la organización judicial y la hegemonía de un determinado tipo de saber jurídico hacia su interior.

Frente al nuevo sistema procesal, se resaltó la necesidad de renovar prácticas que asuman a las víctimas como sujetos de derecho con demandas que deben ser abordadas desde distintas dimensiones.

Las experiencias desplegadas a partir del acompañamiento a víctimas en el marco de los procesos judiciales abiertos como consecuencia del Terrorismo de Estado dan cuenta de la revictimización, de las necesidades que atraviesan las personas y las potencialidades que ofrece su apoyo, contención y fortalecimiento. En los encuentros se sostuvo que muchas de las lecciones aprendidas aplican para las víctimas de violaciones de Derechos Humanos en contextos democráticos.

El trabajo en equipo a partir del análisis de casos hipotéticos sobre violencia institucional, delitos de lesa humanidad, violencia de género y abuso sexual sobre niños y niñas permitió poner en evidencia la complejidad de la materia y la importancia de la articulación, apertura, flexibilidad, diálogo interdisciplinario, protocolización del trabajo y la necesidad de desplegar actitudes empáticas. Además de redundar en un trato humano y respetuoso de la dignidad, se destacó que el abordaje interdisciplinario mejora sensiblemente las teorías del caso y la calidad de la información contenida en la prueba.

El curso finalizó con las exposiciones de la abogada Paola Rosero Jiménez y la licenciada María Laura Yacovino, del Programa Especial de Asistencia a Víctimas de Violencia Policial de DOVIC, y la Lic. Ana Berezin, del Centro Ulloa.

En primer término, se relataron buenas prácticas identificadas a lo largo de la implementación del programa en materia de inmediatez, participación y reducción de la victimización secundaria. Asimismo se explicitaron algunas de las exigencias concretas que supone un dispositivo interdisciplinario.

Finalmente, Berezin resaltó que la interdisciplina es una respuesta ante la complejidad intrínseca de la realidad: implica que deben generarse condiciones, actitudes y métodos para encararla. La existencia de tensiones, incluso entre disciplinas, demanda enfoques, acuerdos y un especial cuidado en el trato a las víctimas así como a los equipos de trabajo, los espacios intrainstitucionales y los vínculos interinstitucionales.