17 de julio de 2024
17 de julio de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Jornadas “Hacia una política criminal coordinada para enfrentar la delincuencia compleja”
Gils Carbó en Mendoza: “Si las autoridades de la justicia federal y provincial no dialogan, se favorece la impunidad”
La procuradora General remarcó la necesidad de avanzar en la articulación entre el Ministerio Público Fiscal y los operadores de la justicia local para enfrentar los delitos complejos. Además, firmó convenios de colaboración con el gobernador mendocino, Francisco Pérez; el procurador General de la provincia, Rodolfo González, y el ministro de la Suprema Corte, Omar Palermo.

La procuradora General de la Nación participó anoche en Mendoza de las jornadas “Hacia una política criminal coordinada para enfrentar la delincuencia compleja”, organizadas por el Ministerio Público Fiscal, en conjunto con el gobierno de la Provincia, la Procuración y la Suprema Corte mendocinas.  Alejandra Gils Carbó tuvo a su cargo el cierre del evento y destacó la importancia de desarrollar una política criminal coordinada entre los operadores de la administración de justicia provincial y los fiscales federales.

“No es posible que organizaciones criminales que sostienen los inhumanos mercados de la trata de personas o el tráfico de drogas queden impunes por la falta de diálogo entre los fiscales federales y las autoridades locales”, sostuvo la procuradora.

Gils Carbó destacó la figura del fiscal Coordinador de Distrito, creada en diciembre pasado para avanzar en los procesos de articulación con las autoridades locales de cada provincia. Se trata de un fiscal que coordina la actuación de los fiscales federales mientras mantiene un diálogo constante con sus pares provinciales, así como con otros funcionarios políticos, judiciales y de las fuerzas de seguridad locales. En Mendoza, esta función se encuentra a cargo del fiscal General Dante Vega, quien también participó del encuentro.

La procuradora subrayó el rol de los fiscales de distrito como “brazos ejecutores de la política criminal”, y señaló la importancia de diseñar estrategias de persecución penal adaptadas a las necesidades locales.

Gils Carbó se refirió también a la situación del sistema judicial mendocino, quien desde hace una década avanza en la implementación del sistema acusatorio, en línea con lo que ocurre en casi toda América Latina y en la mayoría de las provincias de nuestro país. Pero recordó que el Código Procesal Penal de la Nación se encuentra todavía enmarcado en un modelo semi-inquisitivo.

Pese a este retraso a nivel federal, la procuradora señaló que “no nos hemos quedado de brazos cruzados”, y detalló algunos de los principales cambios implementados desde el inicio de su gestión para modernizar la estructura del Ministerio Público Fiscal. En ese sentido, destacó la creación de las cinco procuradurías especializadas en distinta clase de delitos complejos: narcocriminalidad, trata de personas, lesa humanidad, criminalidad económica y violencia institucional, además del programa de género. También, explicó que estos equipos asesoran, asisten y ayudan a potenciar el desempeño de los fiscales de todo el MPF en los distintos casos que llevan adelante en relación con esas temáticas, para intentar dar una respuesta sólida y homogénea en la persecución del crimen organizado.

“Proponemos contribuir a afianzar la justicia y asegurar la paz social sin apelar a fórmulas demagógicas que sólo redundan en una mayor criminalización de los grupos excluidos. Sabemos que es el camino más difícil, pero también el único que puede tener perspectivas de éxito”, concluyó.

Trabajo conjunto

Por la tarde, antes del cierre del encuentro, Gils Carbó fue recibida por el gobernador de Mendoza, Francisco Pérez, con quien debatieron acerca de los desafíos que implica el trabajo conjunto propuesto con el nuevo modelo de fiscales coordinadores de distrito. Pérez comprometió su apoyo a la iniciativa, como ya lo había hecho en la presentación de esta iniciativa en la Procuración General, en diciembre de 2013. Además, el gobernador y la procuradora firmaron un acuerdo de cooperación en el que se plasman algunas de las principales líneas de trabajo conjunto entre el MPF y las autoridades del Ejecutivo provincial.

La jornada había comenzado con la firma de dos convenios en los Tribunales mendocinos. El primero fue suscrito por Gils Carbó y el Procurador General de la provincia, Rodolfo González ,y está destinado a fomentar la colaboración entre ambos Ministerios Públicos. A continuación, la procuradora rubricó un acuerdo similar con la Suprema Corte provincial, representada por los jueces Omar Palermo y Mario Adaro. En el acto estuvieron presentes fiscales y funcionarios de la justicia local.

Luego, la titular del MPF recibió a una delegación de funcionarios de la Administración Federal de Ingresos Públicos, encabezados por el director regional de AFIP y Aduana, Raúl Bustos Cara. El encuentro giró en torno a la necesidad de establecer estrategias conjuntas y mecanismos eficaces para detectar y combatir la criminalidad económica.

Bienestar laboral

Mendoza también fue sede del tercer ciclo de capacitación en bienestar laboral para integrantes del MPF. El abogado y coach ontológico Juan Pablo Rico presentó su taller "Resoluciones de conflicto y Estrategias de Negociación”, en el que la premisa es la participación continua del auditorio en distintas actividades y consignas y no la del tradicional conferencista quien “imparte” algún tipo de conocimiento en forma lineal.

Rico aseguró que por lo general se presentan dos fuentes de diferencias: la comunicación y los conflictos de intereses. Sobre el primer punto, explicó que se presenta cuando dos personas creen estar peleando o discutiendo por la misma cosa, de un mismo objeto, cuando en realidad cada uno desea algo distinto. A la inversa, los conflictos de intereses aparecen cuando las partes desean lo mismo sobre un objeto idéntico.